Saltar al contenido

Parque Nacional Wrangell-San Elías, un hito de Alaska

Sep 11, 2015

El Parque Nacional Wrangell-San Elías es un área natural protegida que se ubica en el sur de Alaska. Protege la zona del monte San Elías (5.489 metros), el segundo pico más alto de Estados Unidos. El parque está situado en la frontera con Canadá y limita con otro parque nacional, el Parque Nacional Kluane, perteneciente a Canadá.

Dos carreteras de grava recorren el parque, con lo que gran parte del interior resulta accesible para el senderismo, la acampada y el montañismo. Poco a poco, este parque nacional va ganando en popularidad merced a la combinación de tamaño, accesibilidad y lejanía. De tamaño inmenso (es el parque nacional más grande de todo Estados Unidos), espectacular y accidentado.

En Wrangell-San Elías se cruzan cuatro cordilleras destacadas en la frontera entre Alaska y Canadá: la Wrangell, la de San Elías, la Chugach y la Nutzotin. Esta espléndida masa de naturaleza ha permanecido intacta desde la época en la cual era la reserva de las primeras naciones, de los tlingits y los chugachs.

El monte Wrangell es un volcán activo hoy en día. Cubierto perpetuamente de nieve, el terreno elevado destaca como una zona helad de glaciar y roca plomiza. El río Cooper serpentea por la cordillera Wrangell y llega hasta el mart después de cruzar bosques de arándanos, coníferas y espinosas rosas. En el río, se pueden ver millones de salmones.

Actualmente, Kennectott está casi abandonado y es un pueblo fantasma. Así, la mina se encuentra en mal estado: su marco rojo de maera se ha caído sobre el monte.

Si bien la presencia humana se ha visto reducidad, en las 5.3 millones de hectáreas de zona verde continúan abundando la flora y la fauna. Todo un placer para los amantes de la naturaleza en Alaska.

En definitiva, el Parque Nacional Wrangell-San Elías evoca una clara sensación de aislamiento total, así como la oportunidad de sumergirse completametne en un territorio inexplorado.