Saltar al contenido

Ávila, la esencia castellana

Jun 3, 2012

Ávila es una maravillosa ciudad ubicada a 1.131 metros de altitud, en un promontorio rocoso a la orilla derecha del río Adaja. Ávila, perteneciente a Castilla-León (España), es conocida por ser el lugar de nacimiento de Santa Teresa, por sus murallas, sus conventos, sus iglesias, su casco histórico (Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1985) y su rica gastronomía.

Las Murallas son uno de los recintos amurallados mejor conservados del planeta y el icono absoluto de Avila. Con cerca de  dos kilómetros y medio de perímetro y 88 torreones, Las Murallas datan de 1099, si bien  se aprecian retoques en distintas épocas.

Destacan las Puertas del Alcázar y San Vicente. En ella un arco descansa sobre dos torreones cuay altura alcanza los 20 metros. Sobre la Puerta del Carmen se sitúa una elegante espadaña. La parte más antigua se corresponde con la Puerta del Mariscal. La mejor panorámica de las murallas se obtiene desde el paraje de los Cuatro Postes junto a la carretera de Salamanca.

Otro gran punto de interés de Ávila es la Casa Natal de Santa Teresa de Jesús. La casa donde vio la luz  Santa Teresa fue luego transformada en iglesia con convento de clausura adjunto en el siglo XVII. Cuenta con una fachada neoclásica con imagen de la Santa en un lugar destacado.

Asimismo, hay que fijarse  la Catedral de Ávila. Data de la segunda mitad del siglo XII y se rige según los cánones románicos, mas  la obra se concluyó en pleno siglo XIV en estilo gótico. Por ello ambos estilos, con algún retoque mudéjar, se hermanan en este templo. Destacan la tumba de Alonso de Madrigal, el retablo mayor, el coro de madera, el museo y la custodia de Juan de Arce.

Por otro lado, Ávilla es una ciudad repleta de iglesias muy interesantes como la de San Vicente, la de San Pedro y  la de San Andrés. Otros edificios religiosos que se deben visitar  son el Real Monsaterio de Santo Tomás, el convento de San José y el Santuario de Nuestra Señora de Sonsoles.

Finalmente, hay que probar la gastronomía recia abulense  que tiene en las carnes y las legumbres (judías de El Barco) sus máximos exponentes. Sin olvidar, las famosas yemas de Ávila.