Saltar al contenido

Dinant, una joya belga

Ago 23, 2012

Dinant es una preciosa ciudad perteneciente a la provincia de Namur, en la región de Valonia (Bélgica). Se trata de una notable localidad de veraneo y centro de excursiones, ubicada entre el río Mosa y las rocas calcáreas, desde las que domina la poderosa ciudadela. Durante su historia fue asediada en distintas ocasiones hasta que fue destruida por los alemanes durante la Primera Guerra Mundial.

La Colegiata de Notre-Dame es el mayor icono de Dinant. La primitiva iglesia románica, destruida por la caída de una roca en 1227, fue reemplazada por el actual edificio gótico, construido entre 1227 y 1279. Entre los dos sólidos torreones incompletos de la fachada, fue añadido el campanario en 1566. Asimismo, destacan los pórticos, la pila bautismal y el transepto.

 El otro gran hito de Dinant es  la Fortaleza o Citadelle. Detrás del ábside de la colegiata, un ferrocarril y una escalera con 408 peldaños suben a 100 metros sobre el río, donde dominan las compactas murallas de la fortaleza, alzada en el siglo XI, reconstruida en 1530 por los obispos de Lieja, y varias veces ampliada y destruida por los franceses en 1703.

El actual aspecto de la Fortaleza le fue dado por los holandeses entre 1818 y 1821. Se puede acceder al interior, donde se combatió en 1914, las salas transformadas en Musée d’Armes, y la terraza, con una interesante  vista panorámica.

Después, se puede ir a la Rue Grande. Es la calle principal de la ciudad, situada al sur de la Colegiata y paralela al Mosa. Allí se halla el Hotel de Ville, del siglo XVI, en cuyo patio está el monumento a los 674 ciudadanos fusilados por los alemanes el 24 de agosto de 1914.

Más adelante, se alza el Palais de la Justice y se llega al telesilla que asciende a la grotte de Mont Fat, cueva prehistórica a 50 metros de profundidad, a través de la cual se accede a la torre Montfort.  A un kilómetro se alcanza el Rocher Bayard, obelisco de 35 metros perforado en 1661 para hacer pasar la carretera.

Finalmente, la visita a Dinant se completa con al abadía de Leffe y la gruta llamada la Merveilleuse, descubierta en el año 1904.

Y como información adicional te recomendamos 2 cosas: por un lado, degustar la comida de la zona (su variedad gastronómica te gustará), y por otro lado, y si cuentas con tiempo suficiente, disfrutar de un minicrucero por el río Mosa. Son cruceros de lujo que te harán disfrutar de la belleza de Dinant y del entorno. Es una experiencia que seguro que te va a encantar.

Foto vía: Sobrebelgica.com