Saltar al contenido

Belém, la puerta de entrada a la Amazonía en Brasil

Nov 26, 2015
Belém, una bella ciudad de Brasil

Belém es la capital del estado de Pará (Brasil). Se trata de  la “puerta” de acceso al norte del Brasil, y el principal punto de entrada para la Amazonía, toda vez que se ubica en la desembocadura del río Amazonas.  Ciudad de origen portugués, se creó en  1616 con la construcción del Forte do Presepio, hoy en día Forte Castelo.

Belém sobresale como la ciudad más lluviosa del planeta Tierra. No tiene ni una sola estación seca. Aunque el clima suele ser caluroso, las lluvias suelen refrescar el ambiente. No hay que olvidar este aspecto si uno visita esta ciudad de Brasil.

Belém, una bella ciudad de Brasil El río Amazonas se abre en varios brazos en su desembocadura. La Ilha Marajó, la isla más grande de la desembocadura del Amazonas, se encuentra separada de la tierra por un brazo que confluye conformando la Bahía de Marajó en la cual se encuentra el puerto de Belém. Se trata del mayor puerto de la Amazonia y punto de salida de numerosos barcos.

Por otro lado, el edificio más significativo de Belém es el Colegio jesuita de Santo Alexandre, anejo a una iglesia del siglo XVII. Asimismo, la catedral de Belém se ubica en la periferia de la ciudad, cerca del forte. También destacan varias construcción del arquitecto Antonio José Landi como la iglesia de Nossa Senhora das Merces, la igreja Matriz San’Ana y el Palacio do Governo.

En una visita a Belém no debe faltar el Museu Emiio Goeldi que tiene la mayor muestra antropològica de la región amazónica. Destaca una colecciond de cerámica de los indios de Marajó. Incluso el museo cuenta con un zoo y un acuario. Luego, se puede pasear por el Centro Histórico de Belém, el cual es un ejemplo claro de la herencia arquitectónica Brasil-Colonial.

Otro hito turístico de Belém es el Mercado Ver-o-Peso que se extiene sobre una serie de islote frente al puerto, en uno de los cuales se levanta un edificio de hierro que se importó de Europa. Este mercado fascina de principio a fin por los singulares productos que se ponen a la venta.

Por último, desde esta ciudad brasileña parten diversas excursiones en barco por los estreitos, los innumerables ríos que serpentean entre islas hunidas y cubiertas por una frondosa vegetación tropical.