Saltar al contenido

Vive la experiencia Atardecer y estrellas en Tenerife

May 12, 2014

Noche de estrellas en Tenerife

Tenerife es una isla plagada de misterios y fenómenos únicos que son estudiados por científicos de todo el mundo. Durante el día, la isla luce muy atractiva, con infinidades de actividades que puedes hacer, pero cuando la luz cae, y las estrellas comienzan a asomar, la isla toma un tinte completamente diferente volviéndose aún más atractiva. El volcán Teide, guardián de Tenerife, en la noche se transforma en el mejor lugar para ver las estrellas en el cielo.

El volcán Teide posee una altura privilegiada para la observación, ya que es el pico más alto de España, y claro, es un lugar propicio para disfrutar de las estrellas. Cuando viajes a Tenerife verás que el paisaje evoluciona con el paso de las horas, y cada momento te ofrece vistas únicas e inolvidables. Si quieres vivir al máximo Tenerife de noche, tu mejor opción es “Atardecer y estrellas”.

¿Qué es esto?, esta es tu oportunidad para que puedas vivir el volcán Teide de noche y disfrutar del mejor cielo del planeta, donde se llevan a cabo fenómenos únicos. Atardecer y estrellas, es una experiencia que comienza con disfrutar un atardecer en Tenerife desde uno de los miradores del Parque Nacional del Teide. El atardecer es un momento que se repite cada día, pero no con la belleza que solamente tiene un atardecer en esta isla, con el paisaje escoltando al sol mientras baja lentamente por el horizonte.

Claro que una vez que el sol se esconda, comienza la otra parte de la aventura, las estrellas. La oscuridad atrae a las estrellas, que se ven espectacularmente desde el Teide, también podrás observar la majestuosidad de la luna con los telescopios del lugar. Además, estarás acompañado de guías que te harán saber mucho más sobre astronomía y las constelaciones que estás viendo. Cuando viajes a Tenerife, tienes que vivir la experiencia Atardecer y estrellas, ya que es todo un clásico para quienes visitan la isla, así que prepárate para conocer el archipiélago en su máximo esplendor cuando el sol caiga y las estrellas se adueñen del lugar.