Saltar al contenido

Vilafamés, un bello rincón mediterráneo

Oct 30, 2012

Vilafamés es una bella villa enclavada en una colina a 400 metros sobre el nivel del mar. Se encuentra en la comarca de la Plana Alta, a 25 kilómetros de Castellón (Comunidad Valenciana, España). Sus orígenes se remontan al Pleistoceno medio; durante la dominación romana se hallaba entre dos importantes rutas como eran Via Augusta y Heraclea. En la época moderna sufrió varios ataques durante las guerras carlistas.

Desde la creación del Museo de Arte Contemporáneo en 1972, la población de Vilafamés  aumentó bastante  pues  muchos artistas, atraídos por su belleza, se  instalaron aquí  rehabilitando parte de las casas del casco antiguo. Además, en 1981, Vilafamés fue declarado Conjunto Histórico-Artístico.

La visita se puede comenzar  por el Castillo de Vilafamés. Es de origen árabe, aunque los restos que actualmente se pueden ver son posteriores. Fue conquistado por Jaime I en 1233 y perteneció a la orden de San Juan del Hospital hasta 1317, pasando luego a ser propiedad de la de Montesa. Desde él se contempla una bonita vista del Plá de Vilafamés.

Por otro lado, en Vilafamés, sobresalne  dos notables ejemplos de arquitectura religiosa. La Iglesia de la Sangre está ubicada frente a lo que fue la antigua Casa de la Villa. De origen medieval, presenta varios elementos barrocos. La Iglesia de la Asunción se erigió en el siglo XVI. Esta iglesia parroquial presenta planta rectangular de una sola nave que se divide en cinco tramos. En el interior destaca  la azulejería de Alcora y el retablo mayor.

Luego, hay que visitar el Ayuntamiento que se halla en un edificio renacentista. Se construyó entre los siglos XIV y XV. Desempeña su actual función desde el año 1962.

Por último, Vilafamés cuenta con  dos interesantes museos. El Museo de Arte Contemporáneo es la joya local y se ubica en el Palau del Batle. Los fondos de este brillante museo están formados por unas quinientas obras que representan las diferentes corrientes de las artes plásticas desde los años 30 a los 90 del siglo XX. También destaca el Museo del Vino, fundado en 1965, y que alberga objetos vinícolas y el escudo de la villa.