Saltar al contenido

Un largo día de turismo… ¡me quedo en el hotel!

Abr 13, 2013

Relax en la piscina del hotel

Sí seguro que has pensado y hecho lo mismo en alguno de tus viajes, después de un largo día sin parar de ver sitios, monumentos, museos y otros lugares de interés, llegas al hotel o al apartamento de alquiler, te quitas los zapatos o zapatillas para que descansen un poco los pies … y, la hemos liado, ya no hay quién nos mueva de allí, estamos muy cansados como para salir a buscar un restaurante para cenar.

Muchos supongo que habéis hecho lo que yo, bajar al restaurante del hotel o solicitarles algo para que lo suban a la habitación, pero claro, según el hotel, puede que no contemos con servicio de cenas a la habitación, que la carta de opciones sea muy reducida o que el precio de un simple sándwich nos resulte carísimo, cuanto más pedir otra cosa más elaborada.

Pero en mi último viaje se me ocurrió tuve una solución, rápida, efectiva y muy económica. Según estaba haciendo turismo y recorriendo las calles de la ciudad, vi una publicidad de Just-eat.es en un restaurante y luego otro cartelito con su logo en un sitio de comida rápida, con lo cual ya tenía una opción perfecta, y más después de que ese día estuve toda la mañana y la tarde caminando.

Al llegar al hotel, saque la tablet y entre en la web, busque restaurantes y sitios de comida rápida en la ciudad y me aparecieron más de 30 opciones que estaban muy cerca de mi ubicación. La duda es si servían a habitaciones de hotel, por lo que abrí el chat online que aparece en la web y me confirmaron que no había ningún problema.

Total, que seleccione los restaurantes que tenían comida italiana (sí, me apetecía un poco de pasta y a mi mujer pizza), y en unos 30 minutos ya estábamos disfrutando de nuestra cena, en la habitación, relajaditos y viendo la tele… ¡No hay mejor forma de acabar un largo día de turismo!

Foto: Piscina del Gran Hotel Central de Barcelona