Saltar al contenido

Mezquita de Córdoba

Sep 30, 2011

Córdoba es una ciudad situada en Andalucía. Esta bella localidad española es famosa por su mezquita, considerada como uno de los edificios más bellos del mundo. Visitar la Mezquita de Córdoba es una cita ineludible si uno viaja a esta ciudad del sur de España. Su belleza, su historia y su legado cautivará y enganchará.

La mezquita de Córdoba se empezó a construir a finales del siglo VIII durante la dinastía de Aberramaán I. Su esplendo es equiparable a las mezquitas de los Omeya, en Damasco, y Al-Azhar, en Egipto. La obra se comenzó tras destruirse una iglesia gótica; en 1236, se consagró como catedral cristiana; y luego, entre los siglos XVI y XVII se derribó parte de la mezquita para construirse en su interior la actual catedral de Santa María la Mayor.

El acceso tradicional al recineto se efectúa por la Puerta del Perdón, construcción mudéjar de 1377, y situada al pie de la torre del Alminar, o minarete, construida por Abderramán III, pero cubierta totalmente por la actual, que data del siglo XVI: el austero campanario herreriano.

A través de la puerta del Perdón se accede al Patio de los Naranjos. Allí, un aljibe dispuesto por Almanzor sirve para recoger el agua de luvia que asegura el suministro a los fieles para sus abluciones.

Por la Puerta de Las Palmas se llega a la sala de oración, un espacio mágico debido a las perspectivas que proporcionan las 850 columnas (llegaron a ser 1.000) de procedencia romana, binzatina y visigótica. Toda ellas están unificadas en su altura por arcos de herradura y que soportan a su vez los arcos estructurales de medio punto.

También llaman la atención la asombrosa capilla de Villaviciosa y la previa al mihrab, toda cubierta de mosaico. La Capilla Real fue reacondicionada en el siglo XVI para acoger los sepulcros de los reyes castellanos Fernando IV y Alfonso XI.

La mezquita de Córdoba se remata con el mihrab, ricamente decorado con mármoles y mosaicos vidriados de exuberante policromía. Asimismo, el nicho tradicional es una cámara coronada  por una cúpula tallada en un solo bloque de mármol.