Saltar al contenido

El lago Arenal, una maravilla de Costa Rica

Feb 11, 2012

Flotando en las burbujeantes termales de Tabacón, rodeado de una vegetación frondosa, con el estruendo de los truenos a lo lejos; para los no iniciados, esto puede sonar como el avisor de uan tormenta avecinándose, pero en realidad es la erupción del cercano volcán Arenal, en la zona central del norte de Costa Rica, situado cerca del hospitalario pueblo de La Fortuna.

Considerado actualmente como el cuarto volcán más activo del mundo, el sobrecogedor Arenal y su espectacular y hermoso entorno de antigua selva tropical salvaje, te dejarán fascinado. La visita a este enclave, situado junto al gran, hermoso y artificial Lago Arenal, es uno de los platos fuertes de cualquier viaje a Costa Rica.

Conduciendo por las sinuosas carreteras, entre frondosas laderas verdes y tierras de labranza que se pierden hasta convertirse en una jungla baja repleta de monos, este paisaje con su flora y su fauna forma un escenario increíble y cautivador.

Muchos visitantes llegan hasta aquí para hacer windsurf o para pescar sus abundantes machacas y laguneros, pero el espectáculo más encantador de todos es ver al volcán entrando en erupción frente a ti (lo hace a diario), y contemplar la lava cayendo por la ladera desde el cráter y el fuego silbando en la cumbre.

El encantador y pequeño pueblo de La Fortuna, situado junto al parque nacional del volcán Arenal y la reserva Caño Negro, es el punto partida para muchas de las actividades al aire libre disponibles en la región. Una cascada cercana, a  tres kilómetros al este de la población, es una de las más espectaculares de Costa Rica, y para llegar hay que dar un hermoso paseo atravesando abundante vegetación, la jungla y los profundos cañones rocosos.

Por último, a una hora en coche de La Fortuna están las Cuevas del Venado, que se formaron por las corrientes del agua que han penetrado y atravesado las rocas de piedra caliza durante más de siete millones de años, creando una interminable red de túneles.

Foto vía  Los Viajeros