Saltar al contenido

Jardines del Rey, un hito turístico de la isla de Cuba

Feb 10, 2016
Jardines del Rey en Cuba

Jardines del Rey (Cuba) cada vez recibe más turistas tanto nacionales como extranjeros. Así, que en el 2015 más 400.000 visitantes estuvieron en Jardines del Rey.  Para las autoridades del sector, la citada cifra representa la más elevada desde que empezó a comercializarse ese destino, en concreto, en el año 1993.

El aumento del turismo en los Jardines del Rey se debe a los indudables atractivos que tienen los cayos Coco y Guillermo, así como por incorporación de nuevas capacidades de alojamiento y la notable renovación de instalaciones hoteleras. Por ejemplo, el aparthotel Villazul se abrío al público durante el pasado verano y en reciente mes de diciembre se inauguró un hotel del grupo Iberostar, ubicado en Cayo Guillermo.

Asimismo, en esta época de de invierno llegarán al aeropuerto de Jardines del Rey alrededor de un centenar de vuelos a la semana, sobre todo procedentes de lugares  como Canadá, Reino Unido, Argentina, Italia y Portugal. Ello demuestra el auge de este hito turístico de la isla de Cuba.

Jardines del Rey en Cuba

Jardines del Rey es un conjunto de cayos que componne la parte oriental del archipiélago de Sabana-Camagüey, el más extenso de los cuatro que rodean Cuba. Su nombre procede de la época de  colonización española, cuando el descubridor de este sitio, Diego Velázquez de Cuéllar, en el año 1514, decidió nombrar de este modo  a la zona debido a su exuberante vegetación y sus bellas playas de arena finas y aguas turquesas, en honor al por rey de España de aquellos años, Fernando El Católico.

Conectado a tierra firme por un paso elevado, Cayo Coco es el destino de playa más  famoso de Cuba tras el gran Varadero. El cayo presenta más de 22 kilómetros de playas de arena blanca, ideales para practicar el surfeo a vela, la navegación a vela, el buceo con snorkel e incluso la pesca.

Por último, con menos longitud, Cayo Guillermo destaca  por sus dunas de arena, que están entre las más altas del Caribe, sus opciones  de pesca en aguas profundas y su conexión con la obra de Heminghay “Islas en el Golfo”.  Se puede pescar donde  Hemingway solía hacerlo y ver el bote de este reputado escritor atracado en la playa que lleva su nombre, Pilar.