Saltar al contenido

La Habana vieja

May 28, 2012

El centro histórico de La Habana, Patrimonio de la Humanidad, es el mejor conjunto de arquitectura colonial de toda América Latina. Plazas, palacios, soportales de elegantes columnas, iglesias y conventos, en un paseo entre la evocación, la magia y el ritmo caribeño.

1º. Plaza de Armas:

Es plaza más antigua de La Habana Vieja, con un aire muy similar al de cualquier plaza española: un jardincillo rodeado de cafés tradicionales y edificos monumentales. El Templete neoclásico edificado en el lugar en el que se celebró la primera misa en La Habana. También destacan el antiguo Palacio de los Capitanes Generales, el Palacio del Segundo Cabo, el Castillo de la Real Fuerza y el Palacio de los Condes de Santovenia.

2º. Calle del Obispo:

Los primeros cien metros de esta calle han recuperado su fisonomía colonial. Sus adoquines son los mismos de hace tres siglos y los comercios reproducen los antiguos.

3º. Plaza de la Catedral:

Por Obispo se llega a la catedral que aparece enmarcada por edificios de soportales del siglo XVIII: los antiguos baños públicos, el palacio de los Marqueses de Aguas Claras, la casa de Lombillo, la casa del Marqués de Arcos y el Museo de Arte Colonial.

4º. Castillo de la Punta:

En el inicio del Malecón esta fortaleza española protegía una de las orillas del canal de entrada a la bahía. Una cadena que lo unía con el castillo del Morro, al otro lado del canal, seríva para cerrar la bahía cada noche.

5º. Museo de la Revolución:

En la zona que en su día ocupó la muralla se sitúan dos museos. el de la Revolución, en el antiguo Palacio Presidencial, y el de Bellas Artes, separados por el Memorial Gramma donde  se guarda el barco en el que Fidel Castro llegó en 1956 para iniciar la revolución.

6º. Capitolio:

Inspirado en el de Washington e inaugurado en 1929, su cúpula domina la ciudad, con más de 90 metros de altura.