Saltar al contenido

Las Pirámides de Giza y la Esfinge

Nov 29, 2011

Las Pirámides de Giza son la atracción turística más antigua del mundo y siguen envueltas del misterio. Forman la única de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo que aún perdura, y siguen asombrando y desconcertando por igual a arqueólogos, físicos y astrológos. Además, junto a ellas, se encuentra la majestuosa Esfinge. Si uno viaja a Egipto, se enamorará de este lugar increíble.

Las Pirámides y la Esfinge se pueden visitar de día e incluso de noche donde se realiza un magnífico espectáculo de luz y sonido en varios idiomas. Además, se pueden entrar al interior de las tres pirámides, si bien para acceder a la Gran Pirámide apenas venden 150 entradas por día por motivos de conservación. También es muy típico hacerse una fotografía en camello con las pirámides de fondo.

Las Pirámides de Giza fueron creadas con una precisión casi clínica, de hecho las tres estructuras despiertan muchas preguntas acerca de su significado más profundo así como pudieron construirse hace tanto años. Keops es la pirámide más antigua y grande; Kefren parece más alta porque está construida en un terreno más elevado; y Mikerinos es la más diminuta, pero tiene su encanto.

Las caras de la pirámide de Keops están a tres grados del norte geográfico. La base, en la que cada una de las caras mide 230 metros, está nivelada con uan diferencia de sólo 2,6 centímetros y la diferencia de longitud entre cada una de las cuatro caras es de sólo 5,2 centímetros (un margen de error mínimo). Hasta el siglo XIX, las pirámides habían sido durante unos cinco mil años las estructuras más altas del mundo.

La Esfinge, cautivadora figura mitad león y mitada humana, es una imagen impresionante, particularmente con la sombra de la pirámide de Keops cerca de ella. Construida a partir de un solo bloque de piedra, es el ejemplo más antiguo de la escultura colosal egipcia. Uno puede quedarse horas mirándola. Es una sensación única.

Si uno viaja a El Cairo, debe visitar la planicie de Giza. Las Pirámides y la Esfinge suponen una de las edificaciones que todos deberíamos ver en nuestra vida. Como reza el dicho “muchos temen el tiempo, pero el tiempo teme a las pirámides”.