Saltar al contenido

Dallas inaugura un observatorio de la ciudad en el Reunion Tower

Dic 22, 2013

reunion-tower dallas

Dallas (Texas, Estados Unidos de Norteamérica) ha estrenado un observatorio en el icónico edificio Reunion Tower desde el que se podrán contemplar  flamantes aspectos de la ciudad.

A la oferta turística de esta localidad norteamericana se suma un nuevo observatorio que se convierte en una plataforma magnífica  desde la que explorar la ciudad y sus alrededores a vista de pájaro.

El icónico perfil de este edificio del skyline de Dallas, cuya cúpula superior se inspira en las esferas geodésicas del arquitecto Richard Buckminster Fuller, suele sonar por  su aparición en la famosa serie de televisión “Dallas”.

Además de disfrutar las vistas espléndias que ofrecen los 140 metros de altura de la Reunion Tower, debido a las últimas innovaciones tecnológicas los visitantes del Geo-Deck se podrán repasar la historia, los acontecimientos y personajes más sobresaliente de la historia pasada, presente y futura de Dallas.

Mediante sus potentes telescopios, cámaras zoom de alta definición y panales digitales interactivos los visitantes podrán acceder a sitios inalcanzables a simple vista y aumentar los conocimientos sobre los  barrios, rascacielos, parques, estadios deportivos y otros hitos de esta ciudad del Estado de Texas.

Además, los visitantes también podrán tomar  un tentempié en el Nine Cloud Café, situado en el piso inmediatamente superior al Geo-Deck y que incluye en su carta propuestas ligeras con un marcado sabor regional.

También se puede comer en el restaurante Five Sixty by Wolfgang Puck, que debe su nombre a la altura total de la Reunion Tower, 560 pies ( es decir, 170,69 metros). Mientras uno come se puede disfrutrar  de  unas  sensacionales vistas sobre la ciudad de 360 grados  pues este es el único piso de la torre abierto al público que rota sobre sí mismo.

El Geo-Deck está abierto todos los días del año. El precio de las entradas es de 16 dólares (11,6 euros) para los adultos, 8 dólares (5,8 euros) para los niños de entre 4 y 12 años y gratuito para los más pequeños.

Foto vía Destination