Desierto Pintado en Arizona

Desierto Pintado de Arizona
Desierto Pintado, en Arizona

El Desierto Pintado es una zona de sobrecogedora belleza que se extiende junto al río Little Colorado, desde el Gran Cañón hasta el Parque Nacional del Bosque Petrificado, en el norte de Arizona (Estados Unidos). El desierto fue llamado el desierto “pintura”, Painted Desert, por los españoles debido a las coloridas formaciones del terreno.

Este desierto está formado por colinas yermas y formaciones rocosas chinle, además de por espectaculares mesetas y montículos surgidos de la nada. Ofrece un fascinante paisaje en permanente cambio con vistas espectaculares. Una maravilla de la naturaleza que hay que visitar y disfrutar plenamente.

Las rocas y el terreno del Desierto Pintado tienen varias combinaciones de minerales y materia vegetal y animal descompuesas, que contribuyen a crear gran variedad de colores, particularmente piedras rojas, en sus formaciones rocosas.

Con la salida y la puesta del sol, las formaciones carmesí son especialmente hermosas pues adquieren tonalidades violeta, azul y naranja intenso. El parque cambia continuamente y el viento mueve los sedimentos, provoando que salgan a la superficie capas inferiores de fósiles y madera petrificada.

Se puede recorrer este espectacular escenario en cortas excursiones. Un mirador ofrece vistas desde la Newsparper Rock, una enorme roca de arenisca cubierta de petroglifos. Además, no hay que salirse de los caminos marcados del Bosque Petrificado ya que las plantas son muy frágiles.

Por otro lado, en la zona de Blue Mesa, se pueden encontrar troncos pedestal que le dan un toque final a la arcilla que tienen debajo. Los Flattops, enormes restos de una antigua capa continua de arenisca que delimitan partes de la zona, protegen los estratificados depósitos que se han erosionado intensamente en otras partes del parque.

Desde aquí se accede al camino Long Logs, parte del bosque Rainbow. El hierro, el carbón y el manganeso, entre otros minerales dan color a la madera petrificada. Por cierto, está prohibido llevarse pedazos de esta peculiar madera.

Sin lugar a dudas, un enclave natural que recomendamos visitar. Te quedarás cautivado por esa combinación de formas y colores, además de que te sentirás como en una pelicula del western.