El puente de Brooklyn, un icono de Nueva York

Uno de los lugares más emblemáticos de Nueva York (Estados Unidos de Norteamérica) es el puente de Brooklyn. Se llega a este lugar andando desde Park Row y desde varias líneas de metro (4, 5 y 6). Cruzar esta puente a pie o en bicicleta un día despejado constituye una experiencia urbana inolvidable. El paisaje, tanto del atiborrado Manhattan como del concurrido Brooklyn, resulta más atractivo desde una posición elevada como ésta.

Cuando en 1883 se inauguró el primer puente de suspensión de acero del mundo, su extensión de 478 metros entre las dos torres de apoyo era la más larga de la historia. Aunque ocurrieron muchos desastres durante su construcción, el puente se convirtió en un magnífico ejemplo del diseño urbano, que ha inspirado a poetas, escritores y pintores. Hoy en día, sigue deslumbrando, y muchos lo ven como el puente más bello del mundo.

Fue construido sobre el East River y diseñado por un ingeniero nacido en Prusia, John Roeblinng, que murió de tétanos antes de que empezase la construcción del puente en 1869. Su hijo supervisó la construcción, que duró 14 años y logró sobrevivir a los excesos del presupuesto y la muerte de 20 trabajadores. El joven Roebling sufrió apoplejiía durante parte de las obras.

La última tragedia llegó en junio de 1883, cuando se inauguró el tráfico peatonal. Alguien entre la multitud gritó que el puente se estaba colapsando, queriendo gastar una broma que acabó provocando una estampida desenfrenada en la que 12 personas murieron aplastados.

El puente entró en un su segundo siglo de vida tan fuerte y atractivo como siempre, después de una amplia reforma a principios de los años ochenta. Desde el paso para peatones que comienza justo al este del City Hall, hay una maravillosa vista de Lower Manhattan y, también, se puede parar en los puntos de observación bajo las torres de apoyo para contemplar los muelles.

Si no hay contratiempos, la caminata hasta Brooklyn puede durar unos veinte minutos. Al llegar, a la izquierda se encuentran el Empire Fulton Ferry State Park y Cadman Plaza West, que va en la misma dirección que Middagh St. hasta el centro de Brooklyn Heigts y lleva el Downtown de Brooklyn, donde está el vistoso Brooklyn Borough Hall.

Foto vía Viajar a Estados Unidos