Saltar al contenido

Las secuoyas gigantes de California

Sep 23, 2011

En el mundo existen tres especias de secuoyas gigantes dos de las cuales pueden contemplarse en Humbolt County, California (Estados Unidos de Norteamérica): las secuoyas rojas y las secuoyas gigantes. Estar junto a ellas es una experiencia única y asombra muchísimo.

Miles de turistas llegan cada día para recorrer en coche la avenida de los Gigantes, 50 kilómetros de extensión de la vieja y espectacular Higway 101, en el parque estatal Humboldt Redwoods.

Una vez allí, el turista estará rodeado por un denso bosque de 20370 hectáreas en el que se encuentran la mayor cantidad de arboledas vírgenes de secuoyas del mundo. Estos árboles miden más de 91 metros de altura, pesan unas 2.000 toneladas y su antigüedad data de más de 3.000 años. Las secuoyas gigantes están protegidas como parte de una reserva internacional de la biosfera y han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Hay que detenerse para ver la Casa One Log, construida completamente a partir de un solo tronco de 40 toneladas de una secuoya caída en Phillipsville. También se puede contemplar la famosa secuoya gigante Chimmey Tree la cual mide 24 metros y sobresale por su tenacidad ya que sigue creciendo después de  que un incendido estuviera a punto de destruirla en 1914.

Otra secuoya gigante es la Shrine Drive-throug, en cuyo interior caben incluso pequeños vehículos. Asimismo, llama la atención la Inmortal Tree que ha soportado incendios, rayos y hasta cortes de hacha.

Estos bosques de secuoyas gigantes son como catedrales de la naturaleza. Su majestuosidad, belleza y tamaño dejan casi sin palabras a quien pasea por ellos. En cierto modo, también recuerda a la sala hipóstila de Karnak (Egipto). Se trata de uno de esos lugares que cautiva nada más llegar y que enamora para siempre. Si se viaja a California, hay que reservar unas horas para visitar este magnífico parque de secuoyas gigantes.

Foto vía Arcoiris de la vida