Saltar al contenido

Chateau de Fontainebleau, un icono francés

Dic 2, 2015
Chateau de Fontainebleau, un icono galo

Francia cuenta con un buen número de castillos que harán las delicias del turista. Así,  os recomiendo visitar el Chateau de Fontainebleau, situado a  unos 56 kilómetros del sur París a través de la carretera que conduce a Lyon. Este espectacular y precios castillo fue una de las residencias reales más grandes del país galo. Junto a él, se levanta el Bosque de Fontainebleau que fue un reputado coto de caza de los reyes franceses.

En un principio,  el Chateau de Fontainebleau funcionó como refugio para los cazadores durante el siglo XII hasta que el rey  Francisco I decidió transformarlo en un palacio real en el siglo XVI. Se conviritó en un lugar para pasar unos días de ausueto para varios reyes franceses hasta que Luis XIV se centro en el palacio de Versalles. Más tarde, Napoleón Bonaparte  devolvió al Chateau de Fontainebleau su pasada gloria.

Chateau de Fontainebleau, un icono galo

La huella de Napoleón se comprueba  tanto en  sus Petis Appartements como en el Musée Napoleón. Incluso en el Chateau de Fontainebleau, Napoléon se despidió de su amado y respetado ejército  poco después de  haber abdicado, justo antes de ser recluido en  la isla de Elba.

En este castillo galo, destaca  la decorada y bella galería Francisco I que dispone de paneles de estuco enmarcados y pintados con escenas clásicas que rinden homenaje al sabio gobierno. Asimismo, el salón del baile enamora por su enorme cantidad de frescos. También llaman la atención  la escalera de Luis XV y la Cour Oval.

Por otro lado, el Chateau de Fontanebleau presenta 1.900 habitaciones y está decorado y amueblado de una forma digna de verse. A pesar de la mezcla de estilos, se trata de un edificio hermoso que cautiva al visitante.

Los Jardines de Fontainebleau brillan por su diseño y su gran estanque de carpas. Se trata de un sitio perfecto para pasear y apreciar toda la belleza del castillo. Además, el Bosque de Fontainebleau está atravesado por varios caminos de caza que antes se usaban por  parte los reyes galo para una de sus aficiones favoritas, la caza. Actualmente, mucha gente practica el mountain-bike en este bosque.

Por último, el  Chateau de Fontainebleau está abierto todos los días, salvo  los martes y el 1 de enero, 1 de mayo y 25 de diciembre. De octubre a marzo, abre de 9.30 a 17.00 horas y de abril a septiembre de 9.30 a 18.00 horas.