Saltar al contenido

La Reserva de la Biosfera Maya de Guatemala

Mar 8, 2015

La Reserva de la Biosfera Maya de Guatemala, con una superficie de 21.602,04 kilómetros cuadrados, es el espacio natural protegido más grande de Guatemala. La reserva ocupa la mitad septentrional del departamento de Petén y limita con México al norte y al oeste, en este último punto, colinda con la reserva ecológica Cañón del Usumacinta.

Esta reserva natural fue creada en el año 1990 con el fin de  proteger la mayor superficie de bosque tropical que todavía  hay en Centroamérica. El modelo de reserva de la biosfera, implementado por la UNESCO, busca  promover un equilibrio entre las actividades humanas y la biosfera a través de  la inclusión del desarrollo económico sostenible en la política de conservación.

En esta reserva de Guatemala hay varios parques nacionales, biotopos bajo protección y sitios arqueológicos. Además, se divide en varias zonas, cada una con un régimen de protección diferente.

La Reserva de la Biosfera Maya de Guatemala, sobresale por su riqueza natural al acoger más de 2.800 especies de plantas y 792 de animales. El área abarca desde los humedales, hasta montañas bajas y cuenta con  varios cuerpos de agua, incluyendo lagos, ríos, arroyos y lagunas. La vida silvestre es muy diversa y abundante, de densos bosques con una amplia  variedad de árboles como caoba, ceiba, cedro, entre otros.

Con una extensión de  más de 21.000  kilómetros cuadrados, el citado territorio suma 25 años de éxitos  después de ser declarada el área protegida más grande de Guatemala y Mesoamérica.

En el lugar se encuentra el mayor bosque tropical de Centroamérica, además de dos centenares de sitios arqueológicos como la ciudad ancestral de Tikal, visitada cada año por más de 120.000 turistas.

Por otro lado, el Instituto Guatemalteco de Turismo dispone de 300 guías que promueven la Reserva de la Biosfera Maya como destino turístico vinculado con el entorno.

En resumen, esta reserva es uno  de los principales destinos turísticos del país. Si uno viaja a Guatemala debería visitar este lugar. Un sitio que nunca se olvidará.