Saltar al contenido

Suffolk, una pintoresca costa inglesa

Dic 20, 2012

La costa de Suffolk se ubica en el este de Inglaterra y desde 1970 es una área declarada zona de impresionante belleza natural. Extendiéndose desde el estuario de Stour en el sur hasta Kessingland en el norte, abarca  un amplio mundo de pantanales, bosques, montes  y playas de guijarros, así como , edificios históricos, bellos pueblos  y bonitas  iglesias.

 A diferencia de la mayoría de la costa británica, la de Suffolk no está todavía explota, lo que aumenta sobremanera sus  encantos. Esta bonita y delicada   costa nos recuerda en todo momento  el gran poder de la naturaleza. Un lugar que está alejado del turismo de masas.

Las playas de Suffolk  resultan bastante populares durante  e verano, con lo cual  la primavera y el otoño son la mejor estación  si se quiere evitar las grandes  aglomeraciones. Asimismo, recomiendo   disfrutar de los caminos y senderos junto a la costa, en los que se pueden observar  varos animales salvajes.

El paisaje costero de esta zona, con grandes cielos y una preciosa luz, ha servido de inspiración a músicos y pintores, entre ellos el compositor Benjamin Britten, cuya visión se ha transformado en el mundialmente conocido  festival anual de Snape, y Turner, quien  pintó la bella  playa de Dunwich.

De esto modo, la costa de Suffolk se halla repleta de  pintores, músicos, actores y escritores  al mismo tiempo que los turistas abarrotan en verano las localidades costera  como Southworld y Wakberswick, para disfrutar de su atmósfera natural y típicamente inglesa.

Por otra parte, Suffolk sobresale por sus iglesias; una de las más conocidas está  en Blythburgh, y es llamada por los lugareños como “la catedral de los pantanos”. Erigida en el siglo XIV, está muy bien ubicada en el estuario de Blyth.

Finalmente, os aconsejo navegar por los estuarios y  contemplar aves de especies raras  como avetoros, avocetas, aguiluchos laguneros y aguiluchos cenizos. En tanto  los acantilados se están erosionando en algunos lugares,  las playas crecen en otros y sus perfiles se modifican  de un año a otro. En resumen, visita Suffolk, te dejará un recuerdo imborrable.

Foto vía Humanit.es