Saltar al contenido

El Castillo de Kilkenny, una bonita sorpresa irlandesa

Jun 4, 2015

El Castillo de Kilkenny se encuentra en la localidad homónima del Condado de Kilkenny a 129 kilómetros de Dublín, la capital de Irlanda. Destaca como una de las propiedades del patriminio nacional irlandés más visitadas de la isla esmeralda. La entrada vale 6 euros para adultos y 2,5 euros para los menores de edad.

Este castillo abre desde las 9:00 a las 17:00 horas de junio a agosto; desde las 9:30 a las 17:30 de abril a mayo y septiembre; de 9:30 a 17:30 en marzo; y de 9:30 a 16:30 desde octubre a febrero.

La primera estructura de este emplazamiento estratégico fue una torre de madera alzada en 1172 por Strongbow, el poderoso conquistador anglo-normando de Irlanda. En 1192, el yerno de Strongbow, William Marshall, erigio un castillo de piedra con cuatro torres, tres de la cuales  se conservan hoy en día.

El castillo fue comprado por la familia Butler en 1391, y sus descendientes siguieron viviendo en este lugar hasta 1935.  Luego fue entregado a la ciudad en 1967 por la ridícula cifra de 50 libras.

A primera vista se puede comprobar que el castillo ha sido modificado a lo largo de los años. Solo falta una muralla y está lleno de ventanas que hubieran sido un objetivo perfecto para una catapulta. La mayor parte de los cambios visibles datan del siglo XIX, cuando se llevaron a cabo  notables esfuerzos para darle mayor  luminosidad y confort.

Los circuitos guiados de 45 minutos se centran en la Long Gallery, en el ala del castillo más cercana al río Nore. La galería, que cuenta con  retratos de los miembros de la familia Butler, es una soberbia sala con techos altos pintados de vivos colores con motivos celtas y prerrafaelistas.

Además, el sótano del castillo acoge la Butler Gallery, una de las galerías de arte más sobresalientes de Irlanda. A lo largo de todo el año presenta  pequeñas exposiciones de obras de artistas contemporáneos.

Por último, unas 20 hectáreas de zonas verdes se extienden al sureste del castillo, con una rosaleda en forma de cruz celta, una fuente en el extremo norte y un parque infantil en el sur.