Saltar al contenido

Villafranca del Bierzo, un icono leonés

Oct 19, 2011

Si uno viaja a España tendrá multitud de lugares donde disfrutar de su belleza, arte, cultura, historia y gastronomía. Uno de ellos es Villafranca del Bierzo, ciudad situada al oeste de la comarca de El Bierzo, en la provincia de León, pertenciente a la Comunidad de Castilla-León. Se encuentra a 138 kilómetros de León y 402 de Madrid.

De entre los hitos monumentales de la ciudad sobresale, tanto por encontrarse en alto como por su prestancia, el castillo, que fue construido por los marqueses de Villafranca a finales del siglo XV. Es uno de los castillos mejores conservados de El Bierzo. Tiene carácter privado y no se visita.

A tan sólo unos metros se encuentra la iglesia románica de Santiago del siglo XII.  Según la tradición jacobea, aquellos peregrinos enfermos o con indisposición para continuar el Camino de Santiago encontraban en su puerta de El Perdón la misma posibilidad de ganar el jubileo que llegando hasta la catedral de Santiago. Muy cerca, la iglesia  de San Francisco de Asís, del siglo XIII, conserva un hermoso artesonado mudéjar del siglo XV.

Al otro lado de la plaza Mayor está el convento de San Nicolás el Real, transformado en hospedería. Y un poco más allá está la Santa Iglesia Colegiata de Santa María de Cluny, de estilo gótico y plateresco, proyectada por Gil de Hontañón sobre el lugar en el que estuviera el monasterio de Santa María de Cluny, cuya fundación se relaciona con el origen de la ciudad.

No obstante, una de las mayores delicias de Villafranca no es un edificio, sino una calle: la calle del Agua, hermosa rúa empedrada a la que se asoma un buen puñado de palacetes y algún noble convento. Pasear por aquí es adentrarse en el corazón de la ciudad.

Además, Villafranca del Bierzo nos obsequia con más sobresalientes edificios como el Convento de San José, el Convento de la Divina Pastora, el Palacio de Torquemada, el Palacio de los Toledo, el Teatro Villafranquino y la iglesia de San Juan.