Saltar al contenido

Echternach, un hito turístico de primer nivel en Luxemburgo

Feb 8, 2015
Echternach
Echternach
Plaza de Echternach

Echternach es el más importante y conocido centro turístico del Gran Ducado de Luxemburgo, ubicado  entre colinas boscosas en la orilla derecha del Sure y en la frontera con Alemania en Europa.

Sobresale como la población más antigua de este país del centro del continente europeo. Sus principales atractivos turísticos  residen en la espléndida zona circundante, denominada  la “Suiza luxemburguesa”, y en la famosa “procesión danzante”.

La “procesión danzante” se remonta al siglo XIV, y se trata de una espectacular procesión que tiene lugar  el martes de Pentescostés bajo los sones de una marcha-polca; los peregrinos, que van emparejados sujetando las puntas de un pañuelo, dan, siguiendo el ritmo, tres pasos adelante y dos atrás; tardan alrededpr de 14 horas en llegar hasta la iglesia del patrono.

La visita a Echternach puede arranca en el Hotel de Ville, el Ayuntamiento, que se encuentra en la lujosa place du Marché, es un edificio de 1520-1530, con pórticos y arcadas góticas. La fachada, con torrecillas en arimez, se adorna con seis estatuas.

En la rue de la Montagne, se levanta la Iglesia de St-Pierre, un edificio románico con coro pentagonal de 1220, que sufrió varias reformas. Alberga un precioso retablo de Stevens van Mechelen, de 1664.

Asimismo, destaca la Basílica de St-Willibrord, el edificio más antiguo e importante de  Luxemburgo. San Willibrord construyó en este lugar una iglesia a finales del siglo VII; junto a ella apareció una abadía que sobresale entre las más conocidas de la historia del copismo y el miniaturismo.

En 1028, la basílica fue reconstruida en nobles formas románicas, conservando su cripta Los bombardeos de 1944 durante la Segunda Guerra Mundial destruyeron toda la  iglesia, salvo el coro. La construcción actual se trata de una fiel reproducción del original romántico y de los añadidos góticos.

Desde el fondo de la iglesia se desciende a la cripta, de estilo carolingio, donde se conserva el sarcófago del santo, del año 739, dentro de un arca neogótica de 1906. Encima, en la abadía está el Musée de l’Abbaye dedicado a la historia del lugar y al arte sacro.