Saltar al contenido

Toluca de Lerdo, una bonita ciudad mexicana

May 17, 2015

Toluca de Lerdo es una preciosa ciudad de México, cabecera del municipio homónimo y capital del Estado de México. Toluca de Lerdo en  la quinta zona de mayor población en México. Se encuentra a 67 km de distancia hacia el oriente con el valle de México, compuesto por el Distrito Federal y su zona metropolitana.

Sus atractivos turísticos son varios a causa de la notable herencia cultural y artística que ha sabido mantener viva la unión de la cultura española e indígen a lo largo de los años.

Sobresalen sus tradicionales portales, el jardín botánico y su Cosmo Vitral, el singular barrio de Metepec y múltiples parques, museos y centros y eventos culturales como el festival del alfeñique con motivo de la festividad anual del día de “los santos difuntos” o “día de muertos”.

Fundada por los españoles a finales del siglo XVII, Toluca está llena de edificios distinguidos. En el centro, cerca de la plaza de los Mártires, están el templo de la Santa Veracruz y los portales, sucesión de arcadas bordeadas de tiendas y cafés.

Al norte queda el Museo de Bellas Artes, con arte mexicano de los últimos cuatro siglos. Cerca, el Cosmo Vitral Jardín Botánico, antiguo mercado, exhibe especies botánicas en la superficie acristalada más grande del  mundo (3.000 metros cuadrados).

Además, todos los viernes se instala en Toluca el que pasa por ser el mayor mercado de México, con una inmensa variedad de productos para ver y comprar.

Al sureste, el barrio de Metepec es famoso por la tradición alfarera del árbol de la vida, inspirada en la historia de Adán y Eva; pueden comprarse piezas de arcilla hechas a mano.

Por otro lado, a ocho kilómetros al este de Toluca se encuentra el Centro Cultural Mexiquense, consagrado al arte moderno, la historia y artesanía regional.

Por último, el extinto volcán Nevado de Toluca, la cuarta montaña más alta de Méxicot (4.600 metros) queda a 45 kilómetros al suroeste; una pista de tierra llega hasta la cumbre, desde donde en días despejados, se contempla una panorámica espectacular. Incluso se puede bajar a pie hasta el cráter.