Saltar al contenido

Islas Lofoten, una bella sorpresa noruega

Dic 16, 2015
Una maravilla de Noruega

Un país como Noruega tiene muchos atractivos para el turista. Esta nación europea sorprenderá al viajero de principio a fin. En esta ocasión, vamos a conocer unas singulares islas noruegas.

Las Islas Lofoten son un bello archipiélago ubicado frente a la costa norte de Noruega, justo en lo más alto del círculo polar ártico. El paisaje de esta islas te deja sin palabras. En las cinco islas viven alrededor de  25.000 personas. Se puede llegar por aire o mar desde las ciudades de Oslo o Bergen. La mejor época para viajar a estas islas va de marzo a octubre.

Las principales fuentes de ingresos de los habitantes de las islas Lofoten proceden de la pesca, sobre todo del bacalao. Denominado popularmente como sprei, el bacalao maduro del Ártico de Noruega, listo para desovar, llega a estas islas cada año  en el ocaso del mes enero.

Una maravilla de Noruega Justo frente a la costa de Moskenesoy, la isla más remota, se produce otro fenómeno natural. Hablamos del remolino Maelstrom que surge por la colisión de diversas corrientes rápidas. Las primeras menciones a este remolino se dieron hace más de  2.000 años por parte del explorador griego Pytheas, y desde entonces han aparecido en las cartas navales con  tremendas ilustraciones. Un lugar muy peligroso para los marineros.

El turismo es otra fuente de ingresos de las islas Lofoten. En este lugar, los turistas pueden completar diversas excursiones de aventura para ver el Maelstrom y otros sitios espectaculares como la gran  cueva Ressvikhula con sus pinturas de la Edad Media, los pintorescos pueblos de Flakstad y Moskenes, el notable museo Lofoten la catedral de Kabelvag

Por último, el amante de la naturaleza podrá disfrutar con una rica fauna marina compuesta por  focas, orcas, águilas pescadoras, fraileccillos y nutrias. Además, las montañas de las islas Lofoten permiten practicar  el excursionismo y la escalada.