Saltar al contenido

De Pijp, el barrio de los inmigrantes de Ámsterdam

Sep 27, 2014

pjipAmsterdam, la capital de Los Países Bajos, cuenta con un singular barrio de inmigrantes. En su mayor parte  turcos, marroquíes, surinameses o moluquenses, viven en el barrio ubicado al sur de la ciudad del Siglo de oro, pero, a diferencia de los extranjeros de otras urbes europeas, conviven  tranquilamente con las jóvenes parejas holandesas atraídas por los alquileres baratos de las viviendas sociales.

Los más logrados son  los complejos que en la década de 1920 proyectaron los arquitectos de la Escuela de Amsterdam. Un poco más lejos,  las calles estrechs y las casas apretadas le han dado al barrio el nombre, algo excesivo, de “tub” (pjip).

Por ello, os invito a conocer varios sitios imprescindibles de este animado barrio del sur de Ámsterdam.

1º. Heineken Experience

Las más reputada  de las cervecerías holandesas trasladó sus cubas a una fábrica más moderna, si bien  dejó el antiguo edificio convertido en museo de la cerveza. Ha sido renovado y actualizado hace poco al gusto actual para hacerle descubrir toda la historia de la cerveza y de la casa Heineken de  forma  interactiva.

2º. Dageraad

En 1921, una cooperativa inmobiliaria socialista contrató a dos arquitectos, M.De Klerk y P.L. Kramer, para que elaborarn los plantos de 350 viviendas obreras. Los dos edificios en la esquina de P.L. Takstraat reflejan  el credo de la Escuela de Amsterdam.

3º. De Peperbol

Esta tienda de tés, especias y caramelos se han convertido de foram paulatina  en un mercado oriental, de donde es difícil salir sin comprar nada. . Se pueden adquirir mortertos, utensilios de cocina, botes de especias, aceites esenciales, carillones de bambú, etc.

4º. Mercado Albert Cuypmarkt

Es, desde 1905, el más concurrido, popular y cosmopolita de los mercados de Ámserdam  Sus más de 300 puestos ofrecen a lo largo de dos kilómetros precios bajos  tanto ropa y telas por metro como pescado, queso, flores, frutas y verduras.

5º. Coöperatiehof

Fiel a la tradición del hof holandés, especie de patio rodeado de viviendas para los necesitados, este conjunto simétrico está dominado no por una iglesia, sino por el campanario de la biblioteca pública.