Saltar al contenido

Leiria, un precioso enclave portugués

Feb 24, 2015

Leiria es una bonita ciudad de Portugal (Europa), con más de 50.000 habitantes y capital del concelho y del distrito de Leiria, ubicada en el litoral luso, junto al castillo donde se fundó como villa en  1135. Fue declarada ciudad en 1186 y ciudad episcopal en 1545.

En su origen, los romanos la denominaron Collipo, y fue reconquistada del dominio árabe por Alfonso Henriques durante el siglo XII. En 1254, Alfonso III reunió las Cortes en este lugar, siendo el primer parlamento al que acudieron seglares.

El espectacular castillo acoge hoy en día  una biblioteca y varias salas de reuniones. Junto con Pombal, Ourém y Tomar, el castillo de Leiria formó parte del notable sistema defensivo del centro de Portugal durante un buen número de años.

En el comienzo del siglo XIV, el rey Dinis transformó al castillo en una residencia real para él y la reina Isabel de Aragón. Entre las almenas del castillo se levanta la iglesia gótica de Nossa Senhora da Pena, en la actualidad  solo quedan poco más que unos muros de granito negro sin techo.

Asimismo, la preciosa vista desde la arquería de este castillo abarca el amplio pinar de Pinhal de Leiria y los tejados de la ciudad. Sin duda alguna, se trata de un sitio perfecto para disfrutar de  un amanecer o un atardecer.

Por otro lado, el casco antiguo de Leiria está repleto de encanto, con pqueñas  casas sobre galerías de arcos, bellos  soportales y la pequeña iglesia de Sao Pedro, situado en Largo de Sao Pedro. Sólo el pórtico románico se mantiene en pie hoy en día. Además,  la Sé del siglo XVI, en la Praca Rodrigues Lobo, presenta una notable nave abovedada y un retablo en el prebisterio, pintado en 1605 por Simao Rodrigues.

Desde la avenida Marques de Pombal, una escalera del siglo XVIII lleva al Santuario de Nossa Senhora de Encarnacao del siglo XVI. El interior está lleno  de paneles de azulejos y pinturas del siglo XVII que tratan sobre  la vida de la Virgen.

Finalmente, en las proximidades  de Leiria se recomienda visitar el Pinhal de Leiria, un pinar plantado por el rey Dinis para obtener madera con la cual construir barcos. Este bosque se extiende hacia el norte hasta llegar a  la playa de Pedrogao.