Saltar al contenido

Sighisoara, una joya de Transilvania

Nov 22, 2015
Sighisoara, una maravilla rumana

Sighisoara se halla en la región de Transilvania, en el centro de Rumania,  justo en el valle del río Tarnava Mare. Esta localidad tiene fama por  su espectacular ciudadela medieval que ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad. Asimismo, Sighisoara es conocida por ser la cuna de Vlad El Empalador, el siniestro personaje en que se inspiró el célebre escritor Bram Stoker para su  existosa novela “Conde Drácula”.

Para llegar a Sighisoara se puede ir por carretera o por  desde la capital rumana Bucarest. Esta localidad hace gala del sobrenombre con la cual se la conoce: “La perla de Transilvania”. Una visita imprescindible en un viaje por Rumania.

Sighisoara fue una antigua fortaleza de la época del Imperio Romano que se fundó por parte de artesanos y comerciantes, conocidos como los sajones de Transilvania, en el siglo XII. Después,  se hizo famosa por Vlad el Emperador. Actualmente, la casa donde nació este tenebroso personaje es un restaurante que suele estar lleno de turistas.

Sighisoara, una maravilla rumana Por otro lado, a la ciudadela medieval se llega por  la Torre del Reloj, una de las nueve torres que permanecen en pei de las 14 que funcionaban. Fue erigida en 1360 y en 1604. Las torres de Sighisoara se levantaron por  iniciativa de los gremios de los artesanos entre los siglos XIV y XVI, y cada una de ellas se llama como su ramo concreto.

Luego, se recomienda pasear por  las calles y conocer las casas de la ciudadela, que cotinúan habitadas al estar muy bien conservadas.  Las callejuelas estrechas y adoquinadas serpentean entre dimuntas  casas de artesanos y caseríos de los mercaderes  pintadas en varios colores.

Por último, en el lado sur de la ciudadela está la iglesia gótica Bergkirche, que cuenta con un interior bello que incluye varios restos de frescos del siglo XV. También se debe conocer la Casa Veneciana y su gran cementerio así como  disfrutar con el Festival de Arte y Teatro.