Saltar al contenido

Visitar el centro de Sevilla

Jul 11, 2012

Sevilla, la capital de Andalucía, es una de las ciudades más bellas y con más historia de España. Sevilla enamora, engancha y atrapa de principio a fin. Quien la visita, repita en otras ocasiones.

La Giralda, la Torre del Oro, la Catedral, la Maestranza, el Alcázar, el Archivo de Indias encabezan una lista de lugares inolvidables de Sevilla como su sensacional  centro histórico.

La espléndida torre de La Giralda es el monumento más representativo de Sevilla. Su construcción, ordenada por Yusuf II, se efectuó entre 1184 y 1198 para que sirviese de alminar o minarete de la mezquita mayor de la Sevilla musulmana. Mide más 100 metros y se puede subir hasta su cima por medio de una rampa interior. Entre 1558 y 1568, Hernán Ruiz le añadió el campanario y el remate final con el Giraldillo.

Cerca de la Giralda están el patio de Los Naranjos, la parroquia del Sagrario, el Palacio Arzobispal y la Lonja de los Pescadores, sede del Archivo de Indias.

La Catedral de Sevilla es uno de los mayores monumentos góticos, junto a San Pedro de Roma y San Pablo de Londres, pues mide  116 metros de largo y 76 de ancho. En 1507, se consagró el templo, si bien  no se concluyó hasta tres siglos más tarde. Sobresalen sus fachadas, sus puertas, su Capilla Real, su retablo y su sala Capitular.

También destacan los Reales Alcázares al este de la Catedral. Esta fortaleza fue erigida en el siglo IX  bajo el mandato de Abderramán,  si bien las obras de Pedro el Cruel en el siglo XIV le dieron su aspecto definitivo. Se levantó el mejor palacio mudéjar que existe hoy en día. En los Reales Alcázares sobresalen la puerta del León, la sala de Justicia, el patio de la Montería, el patio de las Doncellas, el patio de las Muñecas y varios salones notables. Además, se deben ver  los bellos jardines de los Reales Alcázares donde está el monumento a Colón.

El Barrio de Santa Cruz coincide con la antigua judería y mantiene la arquitectura popular andaluza de casas blancas con patios floridos. Dentro de este barrio sobresalen el hospital de los Venerables, la plaza de Santa Cruz, la Casa de Murillo, el convento de San José, la Iglesia de Santa Cruz y la Iglesia de Santa María la Blanca.

Finalmente, se puede disfrutar  de la belleza de la Plaza de San Francisco, el centro administrativo de Sevilla pues  alberga los edificios del Banco de España, la Audiencia y el Ayuntamiento.