Durban, naturaleza y cultura en Sudáfrica

Qué grandes recuerdos futbolísticos me trae Sudáfrica… casi tanto como los turísticos. Bueno, me tiran más los deportivos, pero estamos aquí para contaros cosas de viajes, ¿no?. Por ejemplo, un viajecito por esa Sudáfrica en la que nos coronamos campeones del mundo. Así mezclamos lo turístico con lo futbolístico, para que nadie se nos enfade.

Seguro que a muchos de los que seguistéis el pasado Mundial de Sudáfrica os sonará la ciudad de Durban, ¿verdad?. Esta ciudad costera está situada a unos 600 kilómetros al sureste de Pretoria, la capital del país, y es la tercera más grande de Sudáfrica. Sin embargo, yo creo que posiblemente sea la ciudad más turística por estos contornos. Solo hay que ver la gran cantidad de turistas que hay en sus calles.

Durban muestra con orgullo ser la ciudad en la que vivieron personalidades tan interesantes como Gandhi o el portugués Fernando Pessoa. A simple vista os puede resultar una urbe demasiado industrial, quizás un poco agobiante en cuanto a su cosmopolitismo, con enormes rascacielos incluidos. Dicen que tan sólo en el puerto pueden trabajar unas cien mil personas. Imaginaros el movimiento y el bullicio que se forma en esta zona.

Sin embargo, Durban tiene muchos atractivos, especialmente culturales y naturales. En esta ciudad están posiblemente los mejores teatros de Sudáfrica, como el Natal Playhouse Complex o el Teatro Elizabeth Sneddon. Para los que gustéis de grandes obras de teatro, conciertos, óperas u otros espectáculos, Durban tiene una vida cultural en cualquier momento de la semana muy buena.

La cultura en Durban también se mueve a través de sus museos y galerías de arte. Los más visitados son el Museo Marítimo, el Museo de Historia, el Centro Africano de Arte y el Centro Internacional de Convenciones. En cualquiera de ellos podéis descubrir buena parte de la historia de este país africano, sus costumbres y ricas tradiciones.

A esto se le añade la visita al Ushaka Marien, el Acuario de Durban, dicen que uno de los más grandes del mundo. Se encuentra junto a las principales playas de la ciudad, por lo que no tiene pérdida. Es más, es la zona en la que se congregan principalmente los turistas, ya que es donde se disfruta de la diversión de la ciudad. Bares, restaurantes, pubs, discotecas… es lo que se conoce como la Milla Dorada de Durban.

Pero no sólo de cultura y naturaleza vive Durban. En el centro histórico de esta ciudad hay que visitar monumentos como la Mezquita Juma, la más grande del hemisferio sur, y el Templo Alayam, templo hindú que está considerado el más grande de Sudáfrica. Y es que en Durban, desde la presencia de Gandhi, hay una interesante comunidad hinduista.

Como véis, Durban es uno de esos lugares que resulta de visita imprescindible en Sudáfrica. Si tenéis la oportunidad de perderos por aquí, merecería la pena llegar a esta ciudad y disfrutarla, ¿no creéis?.

Comments are closed.