Saltar al contenido

Ginebra, una joya suiza

Nov 16, 2012

Ginebra es una ciudad moderna que se halla en el sur de Suiza, cerca de la frontera francesa. Se trata de  la segunda ciudad más grande de Suiza tras Zurich y la capital de la Romandía. Es conocida como Ciudad Internacional debido a las numerosas organizaciones internacionales que han fijado su sede en su territorio.

Ginebra es conocida por varios motivos: sus magníficos lagos, los relojes, los cuchillos, las cuberterías, el chocolate, la fondue y los parques. En definitiva, una magnífica ciudad al pie de los Alpes, llena de muchos atractivos urbanos en un entorno rural.

El Monumental Jet d’Eau del lago, uno de los símbolos de Ginebra, lanza el agua hasta 140 metros de altura. Asimismo, el Lago Ginebra está presente por toda la localidad.  Se trata de uno de los lagos más grandes de la Europa occidental. El lago de aguas cristalinas cubre 582 kilómetros cuadrados. La mejor forma  de recorrer el lago es cruzarlo en un barco.

Entre los museos de la ciudad destacan el museo del Comité Internacional de la Cruz Roja; el Musée d’Art Moderne et Contemporain; el Museo del Reloj; el Museo de Voltaire; el Museo Ariana; y el Museo de la historia natural de Ginebra.

La cultura se puede completar  con varias bibliotecas, librerías, el Gran Teatro y la Orquesta de Suiza romance. No en vano, el ayuntamiento de Ginebra dedicado el 20% de su prespuesto a la cultura.

Además, recomiendo visitar la Catedral de St.Pierre, un templo medieval situado en el punto más alto del caso antiguo y que fue un centro espiritual de la Reforma. Asimismo, se puede acudir al Palacio de Naciones Unidas en el cual se pueden ver  su majestuoso salón de asambleas, su colección de arte, su biblioteca y el precioso recinto.

Ginebra también destaca por sus grandes espacios abiertos. El Parc des Eaux Vives ofrece paseos y vistas espléndidas desde el lago hasta el campus de la ONU y el Palacio de Naciones Unidas. La playa de Ginebra está en el extremo más alejado dela ciudad, frente al lago. Finalmente, llama la atención el promontorio boscoso del Bois de la Batie.

Ginebra, elegida como mejor destino europeo para un viaje de fin de semana

Ginebra fue nombrada en 2015 y por segundo año seguido Europe’s Leading City Break Destination por los World Travel Awards 2015. Esta prestigiosa distinción viene a consolidar  el estatus de Ginebra como destino ideal para un descanso de fin de semana en Europa.

En vistas de la tremanda competencia de urbes como París, Londres, Roma, Estambul, Madrid, Lisboa, Venecia y Dublín, además de otras nominadas como Oporto y Lodz, Ginebra se consolida en el sector de las cortas escapadas de fin de semana. Además de su  indudable atractivo, el premio reconoce la calidad de los servicios en términos de alojamiento y experiencias turísticas que ofrece estra preciosa ciudad helvética.

Ginebra es un destino vivo, repleto de sorpresas, que vale mucho la pena explorar durante un viaje de negocios y también, como no, durante un fin de semana. Así que no hay extrañarse que Ginebra haya sido reconocida con este reputabo galardón que se otorga en base al voto on line de miles de viajeros.

Además, el premio avala la estrategia de desarrollo de productos turísticos llevada a cabo por la ciudad suiza. No en vano, se han creado un buen número de paquetes destinados, sobre todo, a los visitantes de estancias cortas.

Ginebra es una ciudad totalmente moderna que se ubica en el sur de Suiza, al lado de la frontera con Francia.

Como ya he comentado, Ginebra es famosa por varios motivos: sus maravilloso lagos, los relojes, las cuberterías, el chocolate, los cuchillos, la fondue y los parques. En definitiva, un inolvidable repleta a de muchos atractivos urbanos en un entorno rural.

Merced a su privilegiada localización en las orillas del Lago Ginebra y cerca de los Alpes, Ginebra es bastante accesible, contando con soberbios servicios por aire y tierra. Su oferta de hoteles es de gran nivel  y particularmente atractiva durante los fines de semana, algo que puede ser aprovechada por los turistas, que encuentran aquí  numerosas ventajas, como el transporte público gratuito.