Saltar al contenido

El valle de Creux du Van, una impresionante joya natural de Suiza

Abr 20, 2016
el valle de Creux du Van

Suiza es un país del centro de Europa que destaca por su magnífica naturaleza. Esta pequeña nación es toda una joya natural que cuentan con sitios inolvidable que merece la pena conocer en vivo y en directo.

En Suiza, el turista puede disfruta con preciosos paisajes de montañas, valles espléndido y espetaculares estaciones de esquí. Entre los valles, llama la atención el valle de Creux du Van que se encuentra encerrado entre unas espectaculares paredes que llegan a medir casi 160 metros de altura. Todo ello a lo largo de casi cinco kilómetros. Se ubica en la frontera entre las localidades suizas  de Neuchâtel y Vaud.

el valle de Creux du Van

El valle de Creux du Van es una gran porción de bosque de un kilómetro de ancho, que se ubica entre unas pintorescas murallas de roca, moldeadas por glaciares y por el agua a lo largo de los años. Ello ha dado lugar a un valle único en Suiza.

Este valle se puede recorrer haciendo trekking. Durante el trayecto, el visitante observará linces y cabras montesas, entre otros animales autóctonos que viven en plena libertad en este lugar.

Al llegar a las cumbres de estas murallas de roca, el visitante tendrá la ocasió de disfrutar con unas inolvidables vistas a través de unos miradores naturales que muestran el impresionante paisaje que rodea a este valle.

El valle de Creux du Van se puede visitar a pie, a través de un camino que se comienza en la localidad de  Noiraigue, y llear  a la cumbre disfrutando de las mejores vistas. Conviene informarse de las condiciones metereológicas ante de iniciar la excursión pues según la época del año la ruta puede estar cerrada o bloqueada.

Otra forma de visitar este valle es ir en  coche hasta Ferme du Soliat,  muy cerca de la cumbre desde Saint-Aubin-Sauges. De cualquier forma, se recomineda llegar justo hasta el  borde de los abruptos acantilados para ve una panorama magnífco.Desde aquí, los amantes de la fotografía se sentirán en su salsa.

En definitiva, el valle de Creux du Van tiene todo para pasar un buen rato durante un viaje por Suiza. No te lo pierdas. Apúntalo en tu agenda.