Saltar al contenido

El lago Manyara, una maravilla de Tanzania

Ene 24, 2012

Tanzania es uno de los mejores países de Africa para vivir y disfrutar de la naturaleza salvaje en estado puro. Uno de los más extraorodinarios es el exuberante lago tropical del lago Manyara, situado a pies del valle de Rift y a 130 kilómetros de Arusha. Resulta un acertado desvío si visitas el cráter del Ngorongoro y el Serengueti.

Sus aguas poco profundas y alcalinas ofrecen cobijo a gran variedad de animales salvajes, como las enormes bandadas de flamencos que acuden atraídas por los crustáceos y las algas que abundan gracias a su alto contenido en sal.

El parque nacional del lago Manyara, rico en acacias, atrae a un gran número de jirafas, babuinos, monos vervet y monos azules, además de una saludable población de elefante, aunque la caza furtiva ha hecho que sean muchos menos de los que Ian Douglas-Hamilton encontró cuando acampó aquí en los años setenta para llevar a cabo importantes estudios sobre este notables animales, que más tarde publicó en su clásico y excelente libro “Among the Elefants” (“Entre los elefantes”).

En este lago se pueden ver las 350 especies de aves que allí residen, aparte de gran variedad de mamíferos, como gacelas, impalas, búfalos, ñus, hienas, hipopótamos y los famosos leones trepadores.

Este es el mejor lugar para ver leones y elefantes, y también muchas otras especies de grandes mamíferos de la zona del río Ndala. Hay dos manantiales de agua caliente Maji Moto Nodogo y Maji Moto, a los que acuden muchos flamencos si las aguas del río están bajas.

Además, el cercano Mto-wa-Mbu es un pueblo pintoresco en el que se pueden comprar todo tipo de mercaderías, como kangas (los tradicionales pareos que visten las mujeres suajili), brazaletes de metal tribales y joyas masái, así como una variada selección de frutas y vegetales frescos.

Por lo tanto, si eres un apasionado de la vida animal, el lago Manyara será un destino magnífico para tus vacaciones. Te atrapará de principio a fin.