Saltar al contenido

El Monasterio de Sumela, una maravilla turca

Ene 31, 2016
Monasterio de Sumela de Turquía

Cuando se viaja por Turquía se conocern lugares maravillosos y sorprendentes. Uno de los más destacados es el Monasterio de Sumela que se ubica al lado de Trabzon, en el nordeste de Turquía.  Luego, se puede visitar la bella ciudad de Trabzon, la costa del mar Negro e incluso las tumbas de roca de Amasya.

El Monasterio de la Virgen negra de Sumela se encuentra tallado en un espectacular hueco en la parte rocosa de una montaña, a una altura de unos 350 metros.  Con frecuencia cubierto por una densa niebla, el monasterio parece agarrarse a la montaña sobre una espectacular  garganta en una ubicación. casi  innacesible.  La entrada al monasterio resulta inolvidable.

Monasterio de Sumela de Turquía El Monasterio  de Sumela se fundó en el siglo IV por parte de  Bendito Barrabás, un monje griego que trajo consigo un icono milagroso de la Virgen María. En el año 1340, el santuario se reconstruyó y se amplió por orden del emperador Alexios III. Existen  frescos en la iglesia principal que relatan su coronación en este lugar.

Con el paso de los años, se añadieron más tesoros a este monasterio  sagrado y se pintaron mucho más frescos. Ello le valió para seguir siendo uno de los centros más relevantes  de la iglesia bizantina.

Después de la Primera Guerra Mundial y el conflicto greco-turco, los griegos resultaron expulsados de Turquía y los monjes escondieron tantas cosas como pudieron antes de su marcha  incluso el icono de la Virgen María.

En el año 1931, el gobierno de Turquía permitió que los monjes recuperasen el icono y se lo llevaran a Grecia. De este modo, el monasterio abandonado y sus históricos frescos comenzaron su decadencia por una alarmante falta de mantenimiento, hasta que se comenzó  una toatl restauración en los años 90 del siglo XX.

Por último, una excursión de alrededor de una hora  por las montañas conduciará  hasta la escalinata del monasterio, que es un complejo con dormitorios, patios y pasillos y capillas ordenado alrededor de la iglesia principal. Un visita para el recuerdo.