Saltar al contenido

Cada vez más gente visita las Islas Caimán en El Caribe

Feb 10, 2015

En lo que fue notablemente el mejor año de más de una década, las Islas Caimán recibieron a más de 380.000 personas que pernoctaron en el 2014 según las estadísticas oficiales de la llegada de los visitantes.

Los datos demuestran que se registraron 382.816 llegadas totales de visitantes que vinieron a las Islas Caimán en avión, lo que representa una subida del 10,84 % en el rendimiento de 2013 y se trata de  la cifra mejor de llegadas registrado en los últimos  14 años.

Hay que destacar que el mes de diciembre tuvo las mejores cifras de llegada de visitantes con respecto de cualquier diciembre desde el año 2000, con 40.568 visitantes con estancias que suponen un aumento anual del 3,58%.

Ello incluyó un incremento en las llegadas de cruceros que ascendieron a 1.609.555 pasajeros, lo que significa un incremento interanual del 16,98%. Se trata de la mejor cifra en llegada de cruceros  desde 2007.

Las Islas Caimán se encuentran entre los cinco primeros de los destinos del Caribe visitados por los pasajeros de cruceros. Además las mejoras previstas para el puerto de cruceros de George Town tendríán que  incrementar las visitas, lo que colocaría a estas islas en el segundo puesto de esta lista en breve tiempo.

Las Islas Caimán son un Territorio Británico de Ultramar dependiente del Reino Unido y situado al noroeste de Jamaica, entre la isla de Cuba y la costa de Honduras, en aguas del Mar Caribe.

Las Islas Caimán están compuestas por tres islas: La isla de Gran Caimán, Caimán Brac y Pequeño Caimán. La más grande, Gran Caimán, presenta un ambiente cosmopolita, restaurantes gourmet, buceo de primera calidad y la conocida  Playa de siete millas.

Por último, Caimán Brac es un auténtico paraíso para los aficionados de la naturaleza pues ofrece excelentes oportunidades para bucear, así como bellos  paseos entre colinas. La isla más pequeña, Pequeño Caimán, ya que solo cuenta con 150 habitantes. Los visitantes disfrutan de un ambiente relajado y del buceo, sobre todo, en Bloody Bay Wall, considerada como una de las inmersiones más famosas del planeta.