Saltar al contenido

Guadalupe, una bella isla caribeña

Jun 4, 2012

Guadalupe es un pequeño archipiélago de las Antillas,  sitaudo en el mar Caribe que pertenece a un  departamento de ultramar de Francia. Se halla  a 600 kilómetros al norte de las costas de América del Sur y al sureste de la República Dominicana. Antiguamente se denominaba Karukera, que significaba “la isla de las bellas aguas”. Cristóbal Colón le dio su actual nombre en honor de la Virgen Santa María de Guadalupe en Extremadura (España).

En medio del Caribe y manteniendo casi impoluto su rostro afrancesado (suprema tentación para el turismo de masas y veraniego) por la isla de Guadalupe parece que el tiempo se ha detenido. Se trata de un lugar donde uno disfruta, se relaja, vive y carga energías.

La isla de Guadalupe encierra muchos tesoros escondidos, además de sus playas turísticas. Cubierta de de plantaciones de azúcar, está formada por la Grande Terre y la Basee Terre separadas entre sí por el río Salée y unidas por el puente de la autopista.

En la parte más occidental de la Grande Terre está la capital , Pointé-á- Pintre, en cuyo puerto atracan a diario enormes transatlánticos. La playa de esta ciudad no está todavía masificada.

Las emociones más fuertes están en la marina, donde se pueden alquilar un velero para disfrutar, a menos de medio día, de las cercanas islas casi desiertas de La Désirade o Marie-Galante. Los turistas vienen hasta aquí para disfrutar del buen tiempo bajo los cocoteros.

Además, hay que pasear por el mercado de la plaza de La Victoria, siempre lleno y con bullicio. Por un lado, los pescadorse venden sus productos; por otro, los puestos de frutas tropicales cuentan con numerosos curiosos. Un lugar para comprar sin prisas, con tranquilidad.

En resumen, si buscas un turismo de playa caribeña, la isla de Guadalupe cumplira netamente tus expectativas. Muy recomendable.

Foto vía Sobre Caribe