“Picasso y Chicago”, una notable exposición

chicago_federal_building_sculpture

100 años más tarde de que el Instituto de Arte de Chicago (Estados Unidos de Norteamérica)  fuera el primer museo estadounidense en exponer obras del artista español Pablo Picasso, la organización norteamericana dedica una muestra dedicada al arte de Picasso  y su relación con la ciudad.

“Picasso y Chicago”  se podrá visitar hasta el próximo 12 de mayo. Cuenta con 250 piezas, casi la mitad de la propia colección de Picasso del museo junto con obras de colecciones privadas y del Museo de Arte de Filadelfia. Se trata de la primera gran exposición de Picasso en el museo de Chicago que tiene lugar en 30 años.

Sobresale uno de los diseños de Picasso para Chicago: una escultura de 15 metros  de altura en el Centro Richard J. Daley, en el corazón de la ciudad norteamerican. Los niños suelen jugar en la gigantesca pieza en el verano en tanto los adultos se debaten qué es lo que representa la poderosa escultura.

Además, existe un vínculo entre Chicago y Picasso en términos de temperamento; en el sentido de  un deseo por mejorar, por nunca quedarse quieto, sino avanzar.

En el año 1913, el Instituto de Arte de Chicago fue el primero en traer a Picasso a Estados Unidos cuando le dio un espacio en el “Armory Show”  lo que sirvió para dar a conocer  el modernismo europeo al público estadounidense. La decisión fue muy valiente para la época pues a pesar de que la muestra también viajó a Nueva York y Boston sólo se vió en un museo, en Chicago.

La exposición “Picasso y Chicago” también incluye pinturas, dibujos trabajos en papel, esculturas y cerámica. Entre ellas, sobresalen “El viejo guitarrista ciego” (1903), “Madre e hijo” (1921) y un autorretrato realizado en 1906. Por último, se presenta de forma  cronológica, desde los primeros años del artista malacitano en Barcelona hasta sus últimos años en el sur de Francia.

Foto vía Uptake