Saltar al contenido

Níger, la naturaleza africana

Ago 18, 2011

Níger es un país africano que  limita al sur con Nigeria y Benín, al oeste con Burkina Faso y Malí, al norte con Argelia y Libia,  y al este con Chad. No es un país muy turístico, pero ofreces grandes oportunidades para el aventurero merced a sus paisajes, excursiones, fauna, flora y lugares prehistóricos. En Níger, la naturaleza se presenta con todo su esplendor: el desierto total de Teneré, las montañas y el oasis del Air y el río Níger.

La inestable situación política del país puede provocar dudas lógica a la hora de viajar a Níger. Se recomienda no viajar por cuenta propia en la zona norte. Además, deben evitarse la zonas fronterizas con Malí, Argelia y Libia. Por otro lado, hay que vacunarse contra la fiebre amarilla y el paludismo. Se habla francés y el hausa. No es un viaje barato sobre todo por el avión.

Paisajes y excursiones:

Al norte de Agadez, el desierto del Sáhara nos ofrece la tierra elegida por los tuareg: el macizo del Aïr. Resulta maravilloso realizar una excursión por este lugar a lomos de un camello y visitar sus “montañas azules”, sus oasis de montaña, su “pinza de cangrejo”, sus lagos,sus palmeras.

A los pies del Aïr, el Teneré domina el horizonte. Es la parte del desierto del Sáhara más profunda y mítica con su pista de los azalaï y el árbol del Teneré, una tierra hostil recorrida por los legendarios tuareg. Se puede recorrer en un todoterreno y disfrutar con la magia del desierto.

Además, debemos visitar el río Niger, el Parque Nacional del W o Tapoa. Allí disfrutaremos de los elefantes, leones, antílopes, babuinos, hipopótamos o jirafas.

Lugares prehistóricos: 

En Níger quedan huellas del Neolítico: los grabados rupestres del macizo de Aïr y la meseta del Djado. En Niamey, la capital del país, contamos con el Museo Nacional con su colección de fósiles.

Foto vía Hotel Gaweye