Port of Spain, la capital de Trinidad y Tobago

La frenética capital de Trinidad y Tobago refleja la herencia multicultural de la isla. Sus calles están llenas de mercadillos y compradores, y la ostentosa arquitectura colonial británica se codea con mezquitas musulmanes, casas con adornos de madera de las Indias Occidentales y modernos edificios de oficinas. El centro de la ciudad quedó arrasado por el incendio de 1808, pero la actual Port of Spain se extiende a lo largo de varios kilómetros, por el golfo de Paria y las montañas, hasta barrios residenciales como el de Maraval.

La calle más importante del centro de Port of Spain es la Frederick Street, que comunica la Brian Lara Promenada y el Queens Park Savannah. El extremo sur de Frederick Street parece un bazar oriental, con tiendas de telas indias y boutiques rebosantes de prendas.

Luego, iremos a Woodford Square, un parquecito lleno de senderos y bancos. Todo el lado occidental está bordeado por la imponente Red House, la sede del Parlamento de Trinidad y Tobago. En el lado sur se halla la Trinity Cathedral, un edificio de piedra de principios del siglo XIX.

A renglón seguido, acudiremos al National Museum and Art Gallery. El museo tiene una sección dedicada al carnaval, que se completa con trajes de plumas y lentejuelas, máscaras y un fotomontaje de los reyes y reinas de esta fiesta, realizado en la década de 1960. Frederick Street termina en el Queen’s Park Savannah, un gran espacio abierto con una circunferencia de 4 kilómetros que los orgullosos trinitenses consideran “la mayor rotonda del mundo”.

En el lado nordoeste hay siete mansiones coloniales, apodadas las Magnificent Seven. En el norte, está el Emperor Valley Zoo donde viven mamíferos sudamericanos, desde carpinchos y tapires hasta nutrias gigantes. También hay venados y agutíes y tres puercoespines traídos de los bosques de Trinidad, además de aviarios, con especies de humedal. Al lado del zoo están los Botanic Gardens.

Por último, hay que visitar el distrito de Woodbrook y la Western Main Road. Port of Spain nos cautivará de principio a fin. Un lugar para visitar y conocer al menos una vez en la vida.

Foto vía Travel Journals