Alejandría, la Perla del Mediterráneo en Egipto

Desgraciadamente, y tras las últimas revueltas, parece que pasará algún tiempo hasta que el turismo en Egipto se restablezca de nuevo. Sin embargo, todo esto que ha acaecido en las últimas semanas no podrán cercenar la maravillosa historia de este país, rodeado de grandes yacimientos arqueológicos y ciudades de enorme belleza.

¿Quién podrá olvidar la fama y la historia de una ciudad como Alejandría, por más que sus calles hayan vivido las terribles revueltas de este año?. Aquel viejo sueño de Alejandro Magno, la Alejandría del hermoso faro y su biblioteca, la ciudad que acogió en su regazo las lágrimas de Cleopatra. Es imposible no vivir el amor de los siglos en Alejandría.

Hoy Alejandría tal vez decepcione un poco a aquellos que vengan con el halo nostálgico de aquella milenaria urbe. Se ha convertido en un entramado comercial en la que los turistas se arremolinan frente al mar, degustando los mejores pescados y mariscos de Egipto. Alejandría es el retiro turístico de aquellos que vienen huyendo del sol abrasador del interior del país. Es bulliciosa, altamente melancólica, llena de vida.

Las calles de Alejandría son un pequeño enjambre de viejas iglesias coptas, sinagogas, antiguas mezquitas… Realmente nada de gran esplendor, todo muy comercial. Los turistas toman café en las terrazas, compran en sus tiendas. El tráfico es intenso… La vida de Alejandría te persigue y te alcanza.

Para los amantes del arte y la historia siempre quedarán las Catacumbas de Kom es Shoqafa o la Columna de Pompeyo, lugar del que algunos soñadores nostálgicos quieren situar la otrora Biblioteca de Alejandría. Otro objetivo a visitar serán las Tumbas de Anfushi, descubiertas a principios del siglo XX. También hay que dedicarle una mañana o una tarde al Museo Greco Romano, que atesora una de las mejores colecciones de estas civilizaciones en Egipto.

Alejandría, la hermosa Perla del Mediterráneose abre al mar en la famosa Corniche, la zona moderna. Aquí podéis venir a pasar la noche, o tal vez las mañanas de verano, a degustar los sabrosos pescados y mariscos de sus restaurantes. Desde aquí saborearéis los mejores atardeceres de la ciudad, y descubriréis porqué la historia y la leyenda de Alejandría son imposibles de olvidar.

Foto Vía Raki Man

Comments are closed.