Saltar al contenido

Conocer El Cairo en cuatro días

Nov 23, 2012

El Cairo, capital de Egipto, tiene un encanto complicado de describir con palabras. Cuando uno llega a esta singular ciudad siente una emoción especial. De principio a fin, El Cairo cautiva y enamora. Se trata de uno de esos lugares que se deben visitar al menos una vez.

En el primer día, se puede visitar el Museo Egipcio, pasear por las calles cairotas y comer en cualquier establecimiento del centro de la ciudad. Luego, se puede tomar un taxi en dirección a la mezquita-madrasa del sultán Hassan, desde donde se accede  hasta la Ciudadela.

A continuación,  se acude  el mercado de Khan Al-Khalili, para pasear y comprar por sus callejuelas, y beber un shai de menta en el Fishawiis Coffeehouse. La jornada  se puede cerrar con una cena romántica en un barco sobre el río Nilo.

El segundo día se tiene que  alquilar un taxi para ir Menfis y Saqqara durante toda la mañana.  Por la tarde, hay que visitar  la planicie de Gizeh para deleitarse con las Pirámides de Gizeh y la Esfinge. Cuando se haga de noche, se puede cenar en un restaurante próximo y después asistir al espectáculo de luz y sonido de las Pirámides.

El tercer día arranca  con una visita al Museo de Mahmoud Khalil en Doqqui. Desde allí, se toma un taxi hacia la mezquita de Ibn-Tulun  y el Museo de Gayer-Andersson, en El Cairo islámico. Para comer sugiero un restaurante típico egipcio. Por la tarde, recomiendo subir a la Torre de El Cairo. Antes de caer la noche se debe visitar la “ciudad de los muertos” . La jornada se puede cerrar cenando en un local que ofrezca un espectáculo de danza del vientre.

Finalmente, el cuarto día  se puede conocer  el Cairo copto por la mañana y el Museo Islámico después de comer. Por la tarde, se puede pasear por la calle de los Fabricantes de Toldos y Bad Zuweila para captar el colorido del mercado e ir luego a la mezquita de Al-Azhara y las casas otomonas que se encuentran detrás.

Foto vía Sobre Egipto