El barrio de Gesira, una maravilla de El Cairo

En El Cairo, existen muchos bellos rincones al margen de los más populares y turísticos. Si estás varios días en la capital de Egipto podrá adentrarse mucho mejor en sus barrios menos frecuentados y disfrutar de ellos. Un de ellos el bonito barrio de Gesira.

Esta isla de formación antigua  y perfil cambiante estuvo despoblada hasta 1830, cuando Mohammed Ali ordenó erigir en la zona norte un palacio y un acantonamiento para su guardia. El conjunto, sólo accesible en barco, estuvo ocupado de forma esporádica

Durante el reinado de Ismail se acometieron  obras de envergadura: un embarcadero, un palacio, un jardín botánico y de aclimatación, fuentes y varios pabellones, entre ellos un quiosco monumental conocido como el Salamlik de Gesira. Asimsmo, en el año 1872, Gesira quedó unida a El Cairo gracias al puente de Qasr al-Nil.

Si bien Gesira ha dejado de ser el  barrio elegante que era en el período de entreguerras, todavía  se encuentran allí hermosas construcciones  e magníficas mansiones de estilos muy diversos. Conozcamos varios hitos del barrio de Gesira.

1º. La Torre de El Cairo:

Se trata de  una torre, de 187 metros de altura, que se  construyó en 1961 con los tres millones de dólares que el gobierno de Estados Unidos dió a Nasser a cambio de su negativa a participar en la construcción de la presa de Asuán.

2º. Museo Mahmud-Mutjar:

Este edificio, ideado por Ramsés Wissa Wassef para mostrar las esculturas de Mutjar (1891-1934), uno de los principales escultores egipcios, alberga ochenta y cinco obras en bronce, piedra, mármol, basalto, granito y escayola.

3º. El Recinto de la Opera:

Este conjunto fue ofrecido a Egipto por Japón en 1988 e inaugurado en 1993. Consta de dos salas de espectáculo, los hanagers (hangares) – espacio polivalente para exposiciones y teatro-, y un museo de arte moderno que en el momento de su inauguración contaba con 13.000 obras de artistas egipcias.

4º. Gesira Sporting Club:

En un terreno dado por el jedive Tufik, los ingleses crearon en 1882, a semejanza del Hurlingham Club de Londres, su primera institución en Egipto, para uso exclusico de sus oficiales. El club, hoy dos veces más pequeño, sigue siendo muy elitista.

5º. Centro de Arte Contemporáneo de Gesira:

Instalado en un salamlik que fue de Amr Ibrahim Bajá, acoge una galería de arte contemporáneo, así como la colección de pintura de Mahmud Jalil, que contiene varias obras impresionistas adquiridas en París  a partir de 1919.

Foto vía Tripadvisor