Saltar al contenido

El oasis de al-Fayoum, una maravilla egipcia

Sep 16, 2012

Egipto es un lugar que no deja de sorprender al viajero. En cada parte de esta nación africana, el turista encontrará un hito digno de ver. Se trata de unos los países que uno debe visitar al menos una vez en su vida.

El oasis de al-Fayoum es una gran semioasis que mide unos 70 kilómetros de ancho y 60 de largo. Se encuentra a unos 100 kilómetros al sudoeste de El Cairo, capital de Egipto. Se puede llegar tomando un autobous o bien un taxi.

Antiguamente, esta región egipcia  estaba cubierta por el lago Qarun. Durante los reinos de Sesostris III y su hijo Amenemhat III, de la dinastía XII, se erigieron una serie de canales que conectaban con el Nilo.

Luego, Amenemhat drenó pantanos en una primera tentativa para recuperar terrenos. Más tarde, el Nilo fue desviado hacia tierras agrícolas. El lago se llenaba constantemente, pero dado que se encontraba 45 metros por debajo del nivel del mar, su nivel de salinidad ha ido en creciente aumento.

El oasis fue uno uno de los destinos vacacionales preferidos  por los faraones de la dinastía XIII, que construyeron palacios en este lugar. Los griegos, que creían que los cocodrilos del lago Qarun eran sagrados, bautizaron la zona como Crocodilopolis y levantaron un templo en honor de Sobek, el dios con cabeza de cocodrilo.

Durante el período romano y el reinado de Tolomeo, llegaban peregrinos procedentes del mundo antiuguo con el objetivo de alimentar a estas bestias sagradas.

Hoy en día, la región es conocida por sus ricos campos de hortalizas, caña de azúcar, frutos secos y olivos. El lago, los canales y la vegetación favorecen la existencia de una increíble variedad de aves.

Por último, existen algunos yacimientos arqueológicos interesantes, sobre todo el de Qasr Qarun y la pirámide de Meidum; el lago posee un gran atractivo y el escenario desértico alrededor de Wadi Rayyan, pasado Al-Fayoum, resulta totalmente espectacular.

Foto vía Absolut Egipto