Dome des Invalides, un hito parisino

invalides-hotel2

En París, capital de Francia,  existen varios lugares imprescindibles. Uno de ellos es el Dome des Invalides. Esta iglesia se ubica dentro del Hotel de los Inválidos y es conocida por albergar la tumba de Napoleón Bonaparte. Se puede visitar del 1 de octubre al 31 de marzo entre las 10.00 y las 17.00 horas, y en verano hasta la 18.00 horas.

Separada por una vidriera de St-Louis-des-Invalides, este templo tiene su entrada en la place Vauban. La riqueza y belleza de su formas contrastan con la severidad de la arquitectura de Les Invalides. Se formulan dos hipótesis que explican esta diversidad de estilos. Hardouin-Mansart, además de erigir una iglesia digna de un rey, pretendía realizar una entrada de gran nivel. Entonces ideó acceder a Les Invalides desde la place Vauban, a través de la nueva iglesia.

Para reforzar su proyecto diseñó a su lado una columnata semicircular (que no llegó a levantarse), a imitación de la creada por Bernini para la plaza de San Pedro en Roma. La otra teoría que explicaría tal monumentalidad es el posible uso  de la iglesia como capilla funeraria de la familia real.

El complejo sistema de tres cúpulas superpuestas supone  el elemento más complejo y atractivo del templo. La primera cúpula, bien iluminada por las ventanas del tambor, tapa  una serie de vanos que iluminan la segunda cúpula decorada con las pinturas de Charles Delafosse. En el exterior, una tercera cúpula recubierta de oro cubre las dos primeras. Impresionante.

La iglesia es de planta central (una cruz griega inscrita en un cuadrado) y se extiende en torno a la cripta circular (15 metros de diámetro y 6 metros de profundidad) excavada en el suelo.

Finalmente, el sarcófago de pórfido rojo de Finlandia, en el centro de la cripta, fue fabricado según diseño de Louis-Joachim Visconti y conserva las cenizas de Napoleón Bonaparte procedentes desde Santa Elena en 1840. Se guardan en un cilindro blanco realizado en hierro, que a su vez está encerrado en un sarcófago de madera de acacia, en dos de plomo, en un quinto de ébano y un último de encina.

Foto vía Viajar