Saltar al contenido

Se inaugura el primer aerobar del mundo en Futuroscope

Abr 28, 2013

futuroscopeaerobar

Futuroscope acaba de inaugurar el primer aerobar del mundo que permite a los visitantes disfrutar de  un refresco o un aperitivo a 35 metros de altitud, el equivalente a la altura de un edificio de 12 pisos, con las piernas colgando en el vacío. Futuroscope es un parque temático ubicado en la ciudad de Poitiers en Francia.

El aerobar está basado  en una espectacular estructura metálica de 35 metros de altura en cuyo interior asciende una plataforma circular de 4 metros de diámetro, alrededor de la cual pueden sentarse hasta doce personas, acompañadas de un asistente de vuelo. Toda una experiencia.

El dispositivo asciende suavemente debido a  un pequeño globo aerostático que lo mantiene a flote logrando crear una sensación de ingravidez y vuelo entre las nubes que dura alrededor de  diez  apasionantes minutos.

La entrada de la nueva atracción de este parque temático francés  permite reservar el vuelo y pedir la bebida o aperitivo, como refrescos sin y con gas, aguas minerales, cervezas, vinos cócteles sin alcohol, wraps o una copa de champán, con precios que oscilan entre  4,5 euros y los  11 euros.

La atracción ha sido ideada por la empresa Aérophile en asociación con la reputada agencia de arquitectura DVVD que ha diseñado la estructura metálica que la soporta y la mantiene en el aire.

Hoy en día, se puede llegar Futuroscope desde España de forma directa y sencilla gracias a la línea aérea ‘low cost’ de la compañía Ryanair que une Girona (Cataluña) con Poitiers dos veces por semana en un vuelo de apenas una hora de duración. Con salidas los viernes y los lunes, permite que los visitantes puede disfruta del parque temático durante un fin de semana; encima,  el tercer día gratis.

El parque temático de Futuroscope facturó en el año pasado  más de 90 millones de euros, un 3,4% más que el año anterior, y fue visitado por más de 50.000 turistas procedentes de España.