Saltar al contenido

Destinos turísticos en Austria

Feb 11, 2011

Y, ¿qué me decís de Austria?, ¿creéis que sólo es Viena y Salzburgo?, ¿pensáis que Austria apenas es un país de pistas de nieve, cumbres nevadas y música clásica?. Ni mucho menos. Austria es un país de estrechas callejuelas empedradas, de plazas medievales, de castillos encaramados sobre un verde exhuberante…

Y, claro, un país de cumbres nevadas, de música clásica, de pequeños cafés y amplios jardines. Austria es Viena, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, con su centro histórico y sus edificios barrocos. La Viena que se descuelga por el Palacio de Schonbrunn o la Catedral de San Esteban, la que se asoma elegante desde el Palacio Imperial o grita de júbilo en la noria del Prater.

Me encanta pasear por las calles de Viena. Elegantes, señoriales, aristocráticas. Museos, teatros, óperas, la vida cultural de Viena no te deja en paz en ningún momento. Iglesias, mercados y largas avenidas comerciales completan el metralleo turístico con el que te invade los sentidos Viena.

Pero Austria también es Salzburgo. Su centro histórico es también Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Sus calles estrechas te asaltan con un sinfin de iglesias y palacios de colores, como los de Mirabell y Hellbrunn. ¿Y la Catedral de Salzburgo, y la Fortaleza de Hohensalzburg?…

Salzburgo, la ciudad natal de Mozart. En ella podéis visitar precisamente el lugar donde nació el compositor, en la famosa Getreidegasse. Son miles los turistas que llegan cada año a Salzburgo para vivir y respirar el aroma de Mozart, o para dejarse llevar por el célebre Festival de Salzburgo.

Austria es también Graz, cuyo centro histórico también forma parte de la lista de Patrimonios de la Humanidad. Hay que rendir visita a la Torre del Reloj, símbolo de la ciudad, y desde allí abrir los ojos a todo un mundo de sensaciones góticas, renacentistas, barrocas y modernas. La catedral y el Mausoleo de Fernando II, además del Landhaus son sus visitas imprescindibles.

Y Austria es Innsbruck, con sus maravillosas montañas y su paisaje de invierno. Las calles de esta ciudad son coquetas, entrañables, sencillas dentro de su belleza. Allí veréis otro mausoleo, esta vez el de Maximiliano I.

Pero no podríamos dejar pasar a Linz, con sus calles estrechas y sus plazas barrocas. Linz la que duerme a orillas del Danubio, y que fue Capital Europea de la Cultura en el 2009. ¿Y qué me decís de Klagenfurt y su lago Worther, Bregenz y la montaña del Pfander, Eisenstadt y su Palacio Esterhazy, Saint Polten y su catedral románica?.

Austria no sólo es música clásica, deportes de invierno y cumbres nevadas. Es mucho más, es un estallido de historia y de arte, es vida, es color, es un país que no deberíais perderos. Y ahora, ¿qué me decís de Austria?.

Foto Vía Bgsu