Saltar al contenido

Guilin, un prodigio natural de China

Nov 27, 2011

El esplendor de los paisajes de Guilin es difícil de aprehender. Se trata de una gran zona kárstica verde esmeralda de piedra caliza que parece flotar en el río Li, con una belleza natural y unos tesoros históricos que se combinan para crear una paisaje mágico.

Situada majestuosamente al sudeste de la ciudad de Guilin (China), en la ribera oeste del río Li, la colina Trompa de Elefante está considerada com el principal símbolo del paisaje de Guilin. Originalmente llamada “colina Li”, “colina Yi” o “colina Chenshui”, tiene 360 millones de años de historia. La enorme fundación kárstica parece un mamut bebiendo agua del río tranquilamente con su larga trompa.

Con una elevación de 55 metros sobre las aguas, 108 metros de largo y 100 metros de ancho, el elefante tiene entre la trompa y sus piernas una cueva en forma de media luna, que se adentra en la colina. Los lugareños la conocen como la “cueva de la Luna sobre el agua” . Cuando las olas baten y la luz de la luna brilla, el espectáculo es particularmente encantador.

En las paredes del interior y alrededor de la cueva hay más de 70 inscripciones de las dinastías Tang y Song (618-907 y 960-1279 respectivamente) alabando la belleza de la colina y del agua que la rodea.

En la cima de la colina está la pagoda Puxian. Construida durante la dinastía Ming (1368-1644), parece el mango de una espada . En la pagoda hay muchas tallas e inscripciones, la más famosa de las cuales es un poema de Lu You, uno de los cuatro grandes poetas de la dinastía Song del sur.

El viaje por el río Li desde Guilin hasta Yangshuo es el plato fuerte de cualquier viaje a la provincia nororiental de Guangxi. Los búfalos patrullan los campos, los campesinos vadean los arrozales, los escolares sonríen desde las exuberantes orillas y los pescadores navegan en sus balsas de bambú acompañados de bandadas de cormoranes.

Con este sin igual paisaje y el atisbo de una vida perdida hace mucho en la metrópolis, el espectáculo del río Li parece un sueño y resulta inolvidable. Una maravilla china que hay que visitar, vivir y disfrutar.

Foto vía China