Saltar al contenido

2013, un mal año para el turismo en Egipto

Ene 21, 2014

EGIPTO

La situación social y política de Egipto durante los últimos meses ha afectado de forma grave al turismo. De este modo, han llegado menos turistas a este país norteafricano en el último. Ello supone un duro varapalo para la economía egipcia pues el turismo es uno de los puntos fundamentales para aumentar su crecimiento económico.

Así, el ejercicio 2013 ha sido calificado por el ministro de Turismo de Egipto, Hisham Zazou, como el peor año para el sector turístico en este país tan bonito y famoso por su antigua civilización. Todos los líos sociales y políticos han dañado al turismo como era de esperar.

El ministro de Turismo de Egipto ha afirmado: “El número de turistas cayó a su nivel más bajo, la situación de inseguridad creció y los Hermanos Musulmanes han incrementado la inestabilidad política, lo que ha conducido a una caída significativa en los ingresos generados por el turismo”.

Además, el ministro Zazou ha asegurado que  varias de los lugares más visitados, como Luxor y Asuán, sitios arqueológicos, que tienen gran predicamento  entre los turistas extranjeros, fueron los más afectados en relación a la caída del número de turistas en Egipto. Así, muchos comerciantes de Luxor y Asuán han señalado que cada vez llegan menos turistas a estos lugares donde en otros años la ocupación hotelera era muy alta.

A pesar de las noticias negativas, se está preparando un ambicioso plan de turismo que hará especial hincapié  en los visitantes de los países provenientes  del Golfo Pérsico, una zona de gran riqueza económica y cercana a Egipto.

De este modo, Egipto va a potenciar  sus destinos costeros, como Sharm el Sheikh, Hurghada y la costa norte de Egipto. Se trata de recuperar los ingresos por turismo, que en el año 2013, fueron de 6.600 millones de dólares, en comparación con los 10.000 millones del año anterior.

Foto vía Agentür