Saltar al contenido

El Bazar Khan al-Khalili, el zoco de El Cairo

Ago 9, 2011

Uno de los lugares más singulares, típicos y especiales de El Cairo es el Bazar Khan al-Khalili. Este zoco resulta un punto de encuentro de los turistas en la capital egipcia, no en vano, podemos ver muchos autobuses turísticos en su entrada. Uno no se puede ir de El Cairo sin haber estado en Khan al-Khalili. Una forma maravillosa de empaparse del Egipto actual.

Al Bazar Khan al-Khalili hay que entrar con varias ideas claras: al final, compraré algo, incluso sin ser necesario y más de una cosa; debo armarme de paciencia para regatear el precio; hay que fijarse un tope de gasto y productos para no salir de allí sin dinero y con objetos de todo tipo. Si uno, va con la mentalidad occidental a la hora de comprar en una tienda, será mejor que no entre en este bazar, pues allí todo es diferente.

No he visto jamás tantas tiendas y comercios juntos en un espacio más reducido. Es el centro del comercio por antonomasia. Se pueden comprar de todo, desde mantas y jabón para hasta libros de conjuros mágicos, piedras preciosas y trajes de la danza del vientre hasta antigüedades, alfombras, prenda de ropa, artículos de oro y plata, camellos llenos de serrín, pirámides de alasbrato, carteras de piel, ropa deportiva, pinturas  y así hasta el infinito.

Además, en cuanto compras algo en un tienda, automáticamente te ofrecen más y más productos. Suele pasar que adquieres una alfombra y acabas saliendo con la alfombra, unas figuras de alabrasto y varias prendas de ropa. La ventaja es que para los europeos  no resulta excesivamente caro pues el euro está muy por encima de la libra egipcia. Y si encima sabes regatear …

Una vez hayamos terminado las compras, debemos acudir al Fishawi ‘s Coffehouse, situado en un callejón a una manzana al oeste de Midan Husein. Abe todos los días y a todas las horas, salvo alguna mañana en la época del Ramadán. Tomarse un café, un té o cualquier bebida en su terraza es toda una experiencia. El entretenimiento está asegurado con los vendedores ambulantes, las mujeres y los  niños que vocean sus productos.

Por último, para los más atrevidos, les recomiendo adentrarse en las profundidades de este bazar donde veremos los comercios cairotas más típicos, al margen de la habitual ruta turística. Aunque, cuidado, las enrevesadas calles puede provocar que, al final, nos perdamos y no sepamos ni donde estamos.

Foto vía JourneyMart.com