Saltar al contenido

La mezquita de Ibn Tulun, un icono de El Cairo

Jul 9, 2012

En El Cairo, existen  numerosas mezquitas pues Egipto es un país musulmán desde hace bastante tiempo. De entre todas las mezquitas de la capital egipcia, una destaca sobremanera: la mezquita de Ibn Tulun. Permanece abierta  desde las 8.00 hasta  las 18.00 horas y se puede visitar gratuitamente

Es la mezquita más antigua de El Cairo que ha sobrevivido a su aspecto original y, además, es la mezquita más grande de la capital egipcia. La mezquita de Ibn Tulum resulta una visita ineludible en cualquier estancia en El Cairo. Su patio, su minarete, sus salas y su belleza son impresionantes, únicos y maravillosos.

Ibn Tulun, que fue enviado para gobernar El Cairo por el califa abasí de Bagdad, erigió esta mezquita entre los años 876 y 879, lo que la convierte en el monumento más antiguo musulmán que sigue intacto y en funcionamiento, además de ser uno de los más preciosos y el único recuerdo que se mantiene en pie  del esplendor de Al-Qatai.

Ibn Tulun se inspiró en su tierra natal, sobre todo,  en la antigua mezquita de Samarra, en Iraq. Asimismo, añadió algunas innovaciones de su propia cosecha; según los historiadores del arte, fue la primera estructura que usó los arcos apuntados, unos doscientos años antes del arco gótico europeo.

Construida totalmente con ladrillos de barro y vigas de madera, la mezquita cubre dos hectáreas y media en su base y es tan grande como para acoger una comunidad entera en las oraciones de los viernes. De hecho, la mezquita sigue  funcionando actualmente.

Una primera muralla cuadrada limita el recinto, de 162 metros de lado. La mezquita propiamente dicha está compuesta, en el centro, por un patio cuadrado de 90 metros de lado, bordeado de una gran arcada en sus cuatro lados. La sala de oración, oblonga, es tres veces más ancha que profunda.

Después de  pasear por su inmenso patio, recomiendo subir al minarete en espiral. A éste se accede desde el patio exterior, con forma de foso, en su origen construido para mantener a la ciudad secular a distancia, mas que ahora está repleto de tiendas y puestos. La grandeza de la mezquita y su geométrica sencillez se aprecian mejor desde lo alto del minarete, que también proporciona excelentes vistas de la ciudadela y de El Cairo.

Foto vía Historia del Arte