Saltar al contenido

Port Said, la puerta de entrada al Canal de Suez

Mar 26, 2012

Puerto Said  es una ciudad portuaria al nordeste de Egipto  y en ella se encuentra el acceso al canal de Suez, desde el mar Mediterráneo. Se halla a 200 kilómetros al norte de El Cairo y destaca como una de las localidades más bellas del país bañado por el río Nilo.

Port Said se fundó en 1869 como entrada desde el Mediterráneo al canal de Suez. Fue el lugar de las celebraciones inaugurales del aquel año, bautizadas por la prensa de entonces como de fiesta del siglo. Algo más tarde, la etiqueta fue la de peor ciudad oriental pues era famosa por las postales ofensivas y sus burdeles. Todo ello cambió con la revolución, la destrucción que sufrió durante las guerras con Israel y la facilidad de viajar en avión.

Hoy en día, Port Said es un lugar tranquilo y poco visitado, aunque con suficiented encanto como para merecer una excursión desde El Cairo.

En la parte meridional de la calle de Palestina está el Museo Nacional de Port Said con su cuidado jardín. Por desgracia, no tiene mucho sobre el canal o la ciudad, y se concentra en la prehitoria local y en los períodos faraónico, islámico y copto. La historia moderna se puede ver en el Museo Militar, con recuerdos de la crisis del canal de Suez de 1956 y de las guerras contra Israel de 1967 y 1973.

Cerca del Museo Nacional  hay un atracadero que ofrece a los turistas excursiones en barco a través del canal. La duración de la excursión es de una hora y media, con tres salidas diarias a partir de las 17.00 horas.

Otra opción es tomar un transbordador y cruzar el canal hasta el barrio de Port Fouad. Desde cubierta se tiene una buena vista de la Casa del Canal de Suez que se construyó en 1869 como oficinas de la Canal Company y aún tiene un papel de control de la vía.

Por último, a una manzana desde el interior del transbordador, se encuentra el antiguo centro comercial de Port Said, que en tiempos fue una mezcla de restaurantes griegos e italianos, de pastelerías francesas, de almacenes judíos y de sastres egipcios. Sólo quedan reminiscencias de aquel pasado cosmopolita en forma de elegantes edificios con balcones de madera.

Foto vía Lighthouse